sábado, 30 de julio de 2016

La agonía del campo mexicano

El 16 por ciento del presupuesto asignado al programa Incentivos para Administración de Riesgos de Mercado, de Aserca, unos 154 millones de pesos, es entregado a la trasnacional Cargill, mientras que los productores agropecuarios padecen la falta de apoyos y el incremento de las importaciones



Mientras Enrique Peña Nieto enaltece los acuerdos comerciales y los volúmenes de importación en algunos productos nacionales, millones de campesinos son arrasados por el incremento de importaciones en granos básicos.


Uno de los factores que afecta al sector, es que los productores están en franca desventaja ante el acaparamiento de los apoyos por parte de las trasnacionales. Tan sólo Cargill obtuvo el 16 por ciento de los beneficios entregados en el primer trimestre del 2016, más de 150 millones de pesos, indican los padrones oficiales.


Al abandono oficial se suman irregularidades por 70 millones 700 mil 100 pesos, descubiertas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la más reciente fiscalización al programa Desarrollo Rural-Componente Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria, operado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).


Víctor Suárez Carrera, dirigente de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras del Campo (ANEC), dice que “México se ha convertido en el importador número uno de maíz de Estados Unidos, rebasó a Japón y Korea. Esa dependencia genera mucha vulnerabilidad a la seguridad alimentaria y nutricional de la población, frente a un escenario mundial caracterizado por la volatilidad y la inestabilidad.


 “Esta dependencia alimentaria se convierte en una dependencia política creciente, es la pérdida de la soberanía nacional frente a los suministradores de alimentos, y es posible que un país como Estados Unidos pueda aplicar sanciones a México en materia de alimentos”.


campo-499-02


El discurso triunfalista


Uno de los discursos más recientes del presidente Enrique Peña Nieto fue dedicado al campo mexicano, enalteciendo el incremento de las exportaciones. El pasado 5 de julio, tras la entrega de tractores en Chato, Michoacán, estimó concluir este año con un monto de exportaciones agrícolas superior a los 30 mil millones de dólares, según una nota de diario La Jornada.


Peña Nieto dijo que “la actividad agrícola crece hoy más que el ritmo de la economía en general y que sus productos constituyen una parte central de los acuerdos de libre comercio”. También ratificó la apertura de mercados mediante alianzas con socios estratégicos, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y de la Alianza del Pacífico.


Sin embargo, las cifras que arroja el análisis Importaciones agroalimentarias debilitan al campo mexicano, elaborado por la organización campesina El Barzón, indica que entre 1994 y 2012 las exportaciones agroalimentarias crecieron a una tasa promedio anual de 9 por ciento, pero son contados los productos que intervienen en las exportaciones.


Entre los productos que han incrementado sus exportaciones se encuentra la fresa, con un valor de 546 millones de dólares. De este, las empresas que destaca el análisis son: Agrícola Colonet, SA de CV; Agrícola San Simón, S.A. de CV; Agro Superior, SA de CV y Berry Veg de Baja, SA de CV.


El aguacate registro exportaciones por 1 mil 395 millones de dólares, las empresas que destaca el análisis de la organización campesina son: Aceites Serravita de Occidente, SA de CV; Agrocomsa, SA de CV; Agrodry, SA de CV y Agrocomercial campesina, S de PR de RL.


La cerveza fue otro de los productos de exportación con 2 mil 411 millones de dólares, las empresas: Grupo Modelo SA de CV; Cervecería Cuahutémoc Moctezuma SA de CV; Cervecería del Pacífico, SA de CV.


Finalmente, el tequila es el producto que mayores montos registra en las exportaciones, según el barzón, con 1 mil 205 millones de dólares, entre las empresas mencionadas se encuentran: Agave Azul San José, SA de CV; Agaveros Unidos de Amatitan, SA de CV; Agroindustria Guadalajara, SA de CV.


El análisis añade que las importaciones aumentaron 8 por ciento. En 2015 fueron de 11 mil 241 millones de dólares; para febrero de 2016, de 1 mil 97.4 millones de dólares. Sin embargo, en materia alimentaria México es deficiente en abasto de alimentos básicos de calidad, como maíz, trigo, arroz, algodón, soya.


Para 2015 se importó 1 mil 28 millones de pesos de trigo; 2 mil 459 millones en maíz; 323 millones de pesos en arroz; 791 millones de pesos de leche y sus derivados; 83 millones de pesos en frijol; 181 millones de pesos de huevo y 376 millones de pesos en manzana, pera y membrillo.


Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional de la organización campesina El Barzón, dice que pese al discurso triunfalista del gobierno, de los más de 3.5 millones de productores que están registrados, el número de empresas exportadoras no llega ni siquiera a las 5 mil; es decir, la actividad más dinámica se concentra en un número reducido de unidades de producción.


Agrega que “pese a los tratados firmados con otros países distintos a Estados Unidos y Canadá, la agricultura mexicana no tiene un papel relevante en el comercio mundial, sino simple y sencillamente se han acentuado los niveles de dependencia.


 “Queremos elevar los niveles de producción nacional para resolver el mandato de la FAO [Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura], de cubrir el 70 por ciento del consumo de los mexicanos; sin embargo, esto no ha tenido ningún eco ni voluntad”, comenta Ramírez Cuéllar.


campo-600


Las irregularidades


El máximo órgano de fiscalización del país ha observado el manejo de los recursos públicos y en su dictamen ha manifestado irregularidades por 70 millones 700 mil 100 pesos en el Programa Integral de Desarrollo Rural-Componente Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria, operado por Sagarpa.


La Auditoría Superior de la Federación, encabezada por Manuel Portal, llevó a cabo la Auditoría Financiera y de Cumplimiento 14-0-08100-02-0269, de la que se desprenden apoyos a personas ya fallecidas, pagos indebidos, incumplimiento en los proyectos y falta de comprobación en la entrega de poyos.


En el documento Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014 señala que hay diferencias entre las cifras reportadas en la base de datos de los beneficiarios y las contenidas en los anexos técnicos de los Acuerdos Específicos celebrados con los estados de Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Puebla por 7 millones 296 mil 800 pesos.


Otra de las observaciones detalla ASF es la entrega de apoyos por 9 millones 82 mil 100 pesos, otorgados a 50 grupos, dentro de los cuales se encontró que 40 productores habían fallecido con anterioridad a la fecha de la solicitud de los apoyos.


Los pagos indebidos ascendieron a 3 millones 744 mil 500 pesos a un beneficiario que no había concluido el proyecto y otros 16 millones 204 mil 400 a Agencias de Desarrollo Rural y Beneficiarios “que no cumplieron con el número mínimo de unidades de producción familiar para ser susceptibles del apoyo”, dice la auditoría 14-0-08100-02-0269.


El dictamen de fiscalización también observa apoyos pendientes de comprobar su entrega por 28 millones 743 mil 400 pesos en Puebla y la falta de comprobación de la aplicación de recursos por 5 millones 628 mil 900 pesos.


Estas acciones promovieron una acción de responsabilidad administrativa sancionatoria para que la Sagarpa “realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por los actos u omisiones de los servidores públicos”, indica la ASF.


La consentida Cargill


Cargill es una de las principales empresas que obtiene recursos del erario, unos 154 millones de pesos tan sólo en el primer trimestre de este año. Así lo revela el documento Incentivos para Administración de Riesgos de Mercado, Padrón Participantes a Marzo 2016, elaborado por la Coordinación General de Administración de Riesgos de Precios de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), de la Sagarpa.


Del listado se desprende que se realizaron 1 mil 91 transferencias a agroempresas que comercializaron más de 6 mil 360 toneladas de maíz, sorgo y trigo. La suma de los beneficios alcanzó los 930 millones 594 mil 646 pesos. Cargill fue una de las principales beneficiarias, pues obtuvo 154 millones 671 mil 575 pesos, es decir el 16.21 por ciento de los recursos destinados a este concepto.


La filial estadunidense es una de las que aparecen constantemente en los padrones de Sagarpa, por lo que es considerada por las organizaciones campesinas como un “coyote” trasnacional, debido al acaparamiento de los apoyos oficiales; y en consecuencia una de las principales controladoras del mercado nacional.


Los montos asignados por la dependencia que encabeza José Calzada Rovirosa van desde los 20 mil 933 pesos por la comercialización de 127 toneladas de maíz de Sinaloa, hasta los 13 millones 337 mil 714 pesos por 82 mil 807 toneladas del mismo grano.


 “México sigue con la misma política de hace 25 años, de abandonar el campo mexicano´. Las agroindustrias reciben la mayoría de los subsidios de Aserca y a los pequeños productores se les excluye, y cuando pueden participar se les generan adeudos y se recortan los programas de subsidios destinados a ellos, esto es verdaderamente inaceptable; de la mano ha crecido la desigualdad y pobreza en el campo, no se puede ocultar”, dice Víctor Suárez Carrera, dirigente de la ANEC.


Otra de las beneficiarias con montos millonarios es Minsa, la segunda compañía más importante en la elaboración de harina de maíz, la cual obtuvo en el primer trimestre de este año 57 millones 651 mil 887 pesos por la comercialización de 365 mil 777 toneladas de este grano en Sinaloa.


El padrón oficial también muestra a Graneros San Juan SPR de RI con apoyos por 42 millones 470 mil 496 pesos, correspondientes a la comercialización de 261 mil 124 toneladas de maíz y sorgo de Tamaulipas.


Sabritas obtuvo 4 millones 533 mil 746 pesos por la comercialización de trigo de Guanajuato, Michoacán y Jalisco. La empresa, filial de la estadunidense Pepsico, obtuvo los apoyos federales por 108 mil 182 toneladas. Los montos fueron depositados a través de 124 operaciones que van de los 4 mil 700 pesos (por 136 toneladas) a los 248 mil 911 pesos (por 4 mil 82 toneladas).


Bachoco, el gigante comercializador de pollo en el país, se benefició con 18 millones 702 mil 930 pesos. Los recursos llegaron mediante 77 operaciones de transferencia hechas por Aserca. La empresa familiar del exgobernador sonorense Eduardo Bours Castelo comercializó 6 mil 985 toneladas de maíz y sorgo de Tamaulipas y Sinaloa.


El dirigente campesino Alfonso Ramírez Cuéllar dice que del negocio de las trasnacionales es la facilidad, estímulo y tolerancia que reciben del gobierno para controlar las bases más importantes del mercado agroalimentario, dañando al productor y perjudicando a millones de consumidores.


sanciones a México en materia de alimentos”.



TEXTOS RELACIONADOS:



Contralínea 499 / del 01 al 06 de Agosto 2016


contralinea-499-m




La agonía del campo mexicano

No hay comentarios: