sábado, 23 de enero de 2016

Nuestros lectores

Miembros de Amnistía Internacional México, ante las irregularidades


Las personas abajo firmantes, miembros de Amnistía Internacional México –ser miembro de Amnistía Internacional (AI) significa adquirir derechos sobre el rumbo de la organización a través de la democracia–, hemos leído, en la edición del 14 de enero del año en curso en la revista Contralínea y en el periódico El Universal, notas sobre un problema que se ha suscitado al interior de la organización y que en la última Asamblea Ordinaria –reunión de toma de decisiones de la membresía con los órganos de gobierno y de impacto en derechos humanos de la Sección de Amnistía Internacional México, que es el órgano máximo de AI y superior jerárquicamente al Comité Directivo– de dicha institución, se decidió atender de manera interna a través de los medios institucionales previstos para estos casos.


Resulta evidente que la falta de atención del Comité Directivo de la Sección de Amnistía Internacional México –órgano autónomo, conformado por miembros de la misma organización y superior jerárquicamente a la Dirección Ejecutiva– a la resolución de la Asamblea sobre la creación de una comisión de investigación independiente sobre las irregularidades denunciadas contra la Dirección Ejecutiva, ha derivado en la publicidad de este problema, mermándolo aún más y llegando a impactar incluso en las temáticas que trabaja la organización, como ocurrió con la presentación del informe de desaparición forzada.


En este sentido, como membresía, queremos insistir que ante el señalamiento de irregularidades y faltas que pudiesen dañar a la organización, lo conducente es investigar y deslindar responsabilidades, tal y como se decidió en la Asamblea Ordinaria pasada. Lejos de eso, hemos constatado represalias en contra de quienes al interior de la oficina nacional de AI han advertido problemas, tales como el acoso laboral, llegando al punto de exigir la separación del cargo e impidiendo el acceso a estas personas denunciantes a sus lugares o herramientas de trabajo.


Repetimos lo que hemos ya señalado en una carta privada a la presidenta del Comité Directivo: No debe haber más represalias y se debe advertir a la Dirección Ejecutiva de lo mismo, y que en el interés superior de la Sección Mexicana –así se le conoce al conjunto de membresía, órganos democráticos y oficina ejecutiva–, se facilite la integración de un grupo independiente que investigue los señalamientos de las partes y nos dé a las y los miembros, la certeza necesaria del apego a la legalidad interna, e informe sobre las medidas que se están tomando para asegurar la imparcialidad de la investigación que se debería estar realizando en torno a las denuncias hechas.


El movimiento en México de Amnistía Internacional está comprometido con la defensa de los derechos humanos, la transparencia, la justicia y la democracia. Exigimos al Consejo Directivo rendir cuentas y actuar en consecuencia, así como a comunicar a la membresía y a las personas afectadas en este proceso, los avances que deben estar realizando.


Atentamente,


Adriana Zárate Escobar, Alberto Solís Castro, Alma Ugarte Pérez, Ana Luisa Nerio, Arturo Ávila Salazar, Brenda Piña Burgoa, Diana Figueroa Prado, Dolores Soto, Jovana Espinosa Orta, Michael Chamberlin, Marcela Robles Villela, Mariana Beatriz Gurrola Yáñez, Martha Elena Welsh Herrera, Mayiniael López Murrieta, Nancy Gocher Padilla, Luis María Barranco Soto, Ramón Mendoza Zaragoza, Samuel Segura Cobos, Sophie Alexander Katz, Xochiquetzal Rodriguez Aguirre, Yuriria Pérez Vigueras, Patricia Miller, Sol Herrera M


IEMS viola derechos humanos, señalan


Desde finales del año 2015, se vienen sucediendo una serie de violaciones de derechos humanos en contra de las trabajadoras de intendencia del Instituto de Educación Media Superior (IEMS) del Distrito Federal. La negación de vacaciones, el amedrentamiento y hostigamiento por medio de toma de fotografías y vídeo en sus centros laborales hasta llegar al despido injustificado.


Hoy, ante la toma pacifica de algunos planteles del IEMS, vuelve con más fuerza el hostigamiento e incluso la violencia para que no se mantengan las tomas pacíficas, como es el caso de los empujones que tuvieron que sufrir las trabajadoras de intendencia del plantel de Iztapalapa 2, donde el IEMS permitió y alentó a la empresa de limpieza JOAD a que rompieran la toma pacífica empujando y violentando a las compañeras que se encontraban en el lugar.


El IEMS está violando derechos humanos en la modalidad de aquiescencia, ya que está mandatando a particulares (otros trabajadores) para que ingresen a los planteles bajo la protección de funcionarios del Instituto, violando el derecho a la protesta de las trabajadoras despedidas injustamente.


Denunciamos que el IEMS como patrón auténtico está permitiendo que a las trabajadoras de intendencia las obliguen a firmar un contrato con la empresa JOAD junto con una afiliación a un sindicato de protección patronal de nombre “Sindicato de empleados y trabajadores en la rama de la limpieza, vigilancia y servicios relacionados”; el IEMS viola los derechos humanos también por omisión ya que teniendo conocimiento de que condicionar la firma de un contrato a la afiliación a un sindicato de protección patronal es ilegal, no hace nada para detener esta situación.


Asimismo, le recordamos a Miguel Ángel Mancera que se comprometió, junto con Patricia Mercado, ahora secretaria de Gobierno, a realizar acciones para garantizar y regularizar los derechos laborales del personal de las empresas de subcontratación que ofrecen sus servicios al Gobierno del Distrito Federal.


Denunciamos también que ayer, lunes 18 de enero de 2016, a las 8:50 horas, antes de la agresión sufrida en el plantel Benito Juárez (Iztapalapa 2), dos patrullas de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal, una con número 01801 y otra con número desconocido, tomaron fotografías de las compañeras que se encontraban en la entrada del plantel.


Óscar Medina Alonso Jefe de la Unidad Departamental de Normatividad del IEMS abrió un espacio con su cuerpo para que las trabajadoras subcontratadas de JOAD ingresaran al plantel, mientras la Subdirectora de Coordinación del Plantel Benito Juárez, Sandra Jacqueline Flores Astibia, sólo observaba dicha acción que genera conflicto entre trabajadores. Además, bajo el argumento de que el IEMS no tiene relación laboral alguna con las trabajadoras despedidas que realizan la guardia en dicho plantel, intenta que se vayan de ahí, aunque tampoco tiene ninguna relación laboral con las trabajadoras subcontratadas de JOAD. Sus actos parecen de empleado de la empresa de outsourcing JOAD y no del IEMS.


Nuevamente hoy en Iztapalapa 2, a las 7:00 horas, empleados de la empresa y autoridades del IEMS agredieron a las trabajadoras despedidas injustamente. Una de ellas, Nicolasa Gómez, de 51 años de edad, fue empujada y tirada al piso. Asimismo, fueron amenazados los varones que están apoyando el plantón por personal de la empresa JOAD.


Exhortamos al Gobierno de la Ciudad de México a garantizar plenamente el derecho a defender derechos humanos, y el derecho humano a la protesta, que incluyen los derechos humanos a la libertad de expresión, libertad de reunión y de asociación y de afiliarse a un sindicato que represente los intereses de las trabajadoras del IEMS. Lo hacemos responsable de la integridad física y sicológica de las trabajadoras en lucha y de los integrantes de las organizaciones que acompañan el proceso.


Atentamente,


Trabajadoras de intendencia de IEMS


Comité Cerezo México


Adherentes de la Sexta en Argentina condenan ataques al acampe contra Monsanto


A la Red contra la Represión y la Solidaridad; a las juntas de buen gobierno y pueblos zapatistas; al Congreso Nacional Indígena; a la Sexta Nacional e Internacional; a las/los/loas estudiantes de la Escuelita Zapatista:


Somos distintos espacios colectivos, estudiantes/as de la Escuelita y adherentes a la Sexta en Córdoba, Argentina, que consideramos necesario compartir como aviso urgente.


Información en apoyo a la resistencia y rebeldía que están realizando desde septiembre del 2013 compañeros y compañeras –Autoconvocados– en el Acampe contra la corporación transnacional genocida Monsanto, bloqueando el ingreso al predio e impidiendo la construcción de una planta almacenadora y procesadora de semillas de maíz transgénico en la localidad de Malvinas Argentinas, a escasos kilómetros de la ciudad de Córdoba (planta que pretende ser la más grande de América Latina).


Los y las compas han informado que llegó una orden judicial al acampe para levantar el bloqueo en el ingreso de la planta en construcción y dejar entrar “personas y cosas”, junto con amenazas y hostigamientos de policía y civiles armados. Ante la grave situación actual hacen un llamado para difundir y estar atentos/as ante cualquier acto represivo. Mientras, y como manera preventiva, mantienen cortes de ruta informativos frente a dichas instalaciones y diferentes acciones en solidaridad y de difusión en todo el país.


Sabemos que la instalación de Monsanto en la localidad de Malvinas Argentinas es parte de la materialización de uno de los tentáculos de la Hidra Capitalista en tanto representa un proyecto que quiere dar continuidad al modelo productivo sustentado en el despojo, la represión, la destrucción, la contaminación y la muerte de la Madre Tierra y de la humanidad, en un país donde casi 20 millones de hectáreas están cultivadas ya con soja transgénica y un total de 24 millones sumando al maíz y algodón transgénicos, despojando a campesinos/as, indígenas, agricultores/as, deforestando y envenenando con agrotóxicos no sólo la tierra y el agua sino a gran parte de la población. Es gracias a los administradores estatales del capital que dicha trasnacional quiere zigzaguear estas tierras hoy defendidas por l@s Autoconvocad@os, jóvenes de entre 16 y 25 años que en reciprocidad junto a otros/as compañeros/as y organizaciones han venido manteniendo la resistencia desde la autonomía y la autogestión en el Acampe contra Monsanto, sin buscar la contienda electoral ni mucho menos partidaria, sino el hacer colectivo “desde abajo y del lado del corazón”.


Cabe aclarar que a lo largo de estos años de resistencia junto al pueblo de Malvinas Argentinas y numerosas organizaciones sociales lograron el 8 de enero de 2014 el fallo de la Cámara II del Trabajo que aceptó el recurso de amparo y declaró inconstitucional la ordenanza municipal 595, que permitía la instalación de Monsanto. Sumado a la resistencia constante proponen acciones solidaridad.


Acampe contra Monsanto; Espacio de Aprendizaje y Desaprendizaje Autónomo desde la Sexta; Piratas por Tierra Mojada; FOB Regional Córdoba; Estudiantes de la Escuelita Zapatista


[NUESTROS LECTORES]


Contralínea 472 / del 25 al 31 de Enero de 2016


contralinea-472-m



Nuestros lectores

No hay comentarios: