lunes, 31 de agosto de 2015

INAH avaló excavación profunda en panteón colonial


Hasta antes de que Contralínea diera a conocer la posible destrucción, el salvamento arqueológico para un predio de Paseo de la Reforma, aprobado por el INAH, planeaba “rescatar” 2 mil entierros del expanteón colonial de Santa Paula en sólo 10 semanas. Lo importante era el proyecto inmobiliario de Living SLVK


 



Bajo el número de expediente 2014/07, en febrero de 2014, la arqueóloga Cristina Cuevas Carpintero presentó al Consejo de Arqueología el Programa del Salvamento Arqueológico para un predio ubicado en el Paseo de la Reforma, número 159.


Conformado por 43 fojas, el documento –del cual Contralínea tiene copia– elaborado por Cuevas Carpintero, investigadora de la Dirección de Salvamento Arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), precisa que la compañía SLVK solicitó la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia para poder llevar a cabo una obra: el proyecto inmobiliario Living Reforma, un edificio de 84 departamentos en 12 niveles superficiales y dos niveles subterráneos para un estacionamiento y una bodega, “por lo que se planea una excavación a 30 metros de profundidad”.


La arqueóloga reconoce –en el escrito– que la excavación a 30 metros compromete la información y vestigios arqueológicos que pudiera contener el terreno, dado que se encuentra en una zona con gran potencial arqueológico e histórico: “dentro del antiguo campan de Cuepopan o Tlaquechiuhcan durante la época prehispánica; y durante el siglo XVI, el Hospital General de San Andrés, que contaba con el cementerio de Santa Paula, uno de los panteones más renombrados de la Ciudad.


 “Dado el alto potencial arqueológico con el que cuenta la zona […] su cercanía y relación tanto con la Ciudad de Tenochtitlán, como con su gemela Ciudad de Tlatelolco, dada su importancia y trascendencia histórica […] así como debido a que se pretenden construir dos sótanos […] la Subdirección de Protección al Patrimonio Arqueológico de esta dependencia me ha solicitado realizar y coordinar una prospección arqueológica”. Misma “que planeo desarrollar y concluir en un periodo de 5 meses”, refiere al Consejo.


Cuevas Carpintero dividió el trabajo en dos fases: 10 semanas de excavaciones, y en un periodo no mayor a 10 semanas, trabajo en laboratorio: realizar el análisis de los materiales, el análisis documental, e integración de la información recuperada, así como la elaboración del informe final correspondiente; “también se realizaría una inspección constante en el predio en caso de que hayan dado inicio los trabajos constructivos”.



Ni la arqueóloga ni el grupo de expertos que integran el Consejo de Arqueología encontraron inconveniente alguno en plantear y aprobar un programa de apenas 10 semanas de trabajo de campo en un predio del que se conocía su alto potencial.


Así, mediante el oficio 401.B(4)19.2014/36/

0520, el 20 de marzo de 2014, María de los Ángeles Olay Barrientos, presidenta del Consejo, dio a conocer a Cuevas Carpintero la respuesta del órgano:


 “Por este conducto me permito informarle que el Consejo de Arqueología revisó el denominado programa […] dictaminando que el mismo ha sido aprobado”, apuntó en tres escuetos renglones el escrito.


El oficio fue copiado a Teresa Franco González Salas, directora general del INAH; César Moheno, secretario técnico del INAH; Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología, y Salvador Pulido Méndez, director de Salvamento Arqueológico.


 “Sabían que se iban a encontrar el cementerio, conocían su importancia; ¿por qué no plantearon un salvamento al ciento por ciento? Podían hacerlo. Cinco meses, a todas luces, eran insuficientes”, señalan especialistas consultados por este semanario, que pidieron el anonimato por temor a represalias.


Aclaran, además, que debido a que se conocía la profundidad a la que la compañía constructora pretendía excavar, los arqueólogos mínimamente debieron igualarla en su trabajo de campo.


Contrario a ello, Cuevas Carpintero propuso en el Programa de Salvamento un mínimo de 20 unidades de excavación de 2 por 2 metros cada una, con posibilidades de transformarse en excavaciones extensivas o calas, “de acuerdo con las necesidades de los hallazgos y a los que la misma evidencia nos demande durante el transcurso de las excavaciones”.


Sin embargo, en el campo, el equipo apenas tuvo tiempo de cavar ocho pozos, (el 10 por ciento del total de la superficie), ni la mitad de los planteados por Cuevas Carpintero.


Con profundidades de alrededor de 4 metros, de ellos se recuperaron 249 entierros, alrededor de 131 cráneos y un número indeterminado de restos óseos humanos y de animales como bovinos, aves y perros; además de cerámica, sahumadores, tepalcates y metales. “Se encontraron piezas prehispánicas. Una vasija completa”, denuncian las fuentes que solicitaron el anonimato.


Dada la proporción del hallazgo –más de 400 osamentas de la Colonia en apenas el 10 por ciento de los 1 mil 200 metros cuadrados que mide aproximadamente el predio–, se calcula que el lugar podría albergar hasta 2 mil entierros humanos de los siglos XVIII y XIX.


No obstante, bajo el argumento de haber cumplido con los tiempos acordados para realizar el salvamento y obtener una muestra representativa, el Instituto, presidido por María Teresa Franco, salió del terreno los primeros días de marzo de 2015.


Luego de que Contralínea hiciera público el hallazgo arqueológico y su entonces inminente destrucción, el INAH decidió considerar que el primer proyecto de salvamento arqueológico fue insuficiente. El Instituto decidió extender por tiempo indefinido las labores en el lugar, asegura, en entrevista con este semanario, Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología.


Salvamento insuficiente y deficiente


De los 249 entierros hallados durante el salvamento en las 10 semanas, sólo 50 se recuperaron completos. “El procedimiento de excavación, registro y análisis de los entierros encontrados estuvo mal, está mal y el informe lo evidenciará”, sentencian los expertos consultados.

Los entierros que estaban completos se sacaban de los pozos sin cabeza, sin piernas, sin brazos por decisión de los arqueólogos, aseguran. En los perfiles de los pozos podían verse los restos pertenecientes a esqueletos que ya habían sido embalados, “registrados” y “analizados”.


“Si están completos, se deben sacar completos, no en pedazos. Es un principio básico de la arqueología. Dejarlos a la mitad es antiético”, remarcan en entrevista con este semanario.


Explican que al fragmentar un cuerpo se fragmenta también el conocimiento. “No puedes hacer el perfil del estatus de salud. No puedes reconstruir el panorama sobre las condiciones de vida de la época. Para hacer un estudio sobre las condiciones de salud, necesitas evaluar dientes, huesos de piernas y brazos. Con evidencia parcial se pueden hacer interpretaciones erróneas”.


Ejemplo de ello, apuntan, es la lepra o la sífilis, que a nivel óseo modificaba partes del cuerpo: “si no las tienes, no puedes diagnosticar la enfermedad”.


Por ello, ante la designación de Cuevas Carpintero como arqueóloga a cargo también de la segunda etapa del salvamento, en proceso, los expertos consultados se muestran preocupados: “No se puede seguir con la misma metodología”.


Santa Paula en zona urbanizable


Además de ubicarse en una zona con gran potencial arqueológico, el terreno –uno de los últimos relictos del Cementerio de Santa Paula, designado oficialmente Panteón General durante los años de la Colonia Española– “se encuentra en un área considerada de uso habitacional y de servicios con alta densidad, que cuenta con todas los prestaciones urbanas y el equipamiento básico como escuelas, mercados, servicios de transporte público, clínicas, hospitales y comercios en general”, escribió Cuevas Carpintero. Añadió: donde ya se han realizado gran número de investigaciones arqueológicas.


“Dada su importancia y trascendencia histórica” enumera hallazgos arqueológicos que se han reportado en predios o lugares cercanos al área por intervenir, teniendo como resultado “un gran número de entierros humanos correspondientes fundamentalmente al Panteón de Santa Paula y al camposanto de San Andrés”.


Sobre ello, los expertos señalan que no hay razón para negar que se lleve a cabo la construcción de Living Reforma, pero antes se debe recuperar el ciento por ciento de los restos. “El potencial de investigación de los restos va más allá de una simple muestra de 250 entierros, se trata de personas de distintos estratos sociales de una época muy importante de la historia de México. Fue cementerio comunitario, cementerio general de la Ciudad que recibió víctimas de una epidemia de cólera, por lo que es posible recuperar [los cuerpos de] personas que vivieron en distintas épocas de la Ciudad, de distintos grupos sociales y orígenes étnicos, ocupaciones, edad y sexo; identificar costumbres funerarias, patrones y tradiciones.


“La custodia y responsabilidad de la recuperación, conservación, análisis e identificación de sus restos está en manos de arqueólogos y antropólogos, específicamente, es responsabilidad del INAH”, concluyen.



Evidencias del valor arqueológico del predio


1. Se registra en la calle de Pedro Moreno y Riva Palacio, una representación de Quetzalcóatl de andesita, reutilizado como pila bautismal al decapitar la escultura.


2. En 1980, los arqueólogos Arturo Chaires Alfaro y Carlos Emilio Teja Cunninham reportan restos de actividad humana de época prehispánica evidenciada en la presencia de antiguos canales con material cerámico y lítico; así como restos de pilotes de época colonial y de cimentaciones habitacionales.


3. En 1985, Eneida Baños, en la calle Felix U Gómez, registra contextos secundarios de material prehispánico del tipo Azteca III.


4. Denuncia 88/7. En Eje Central y Reforma. Investigación realizada por las arqueólogas Margarita Carballal y María de Jesús Sánchez Vázquez. Reportan el hallazgo de restos óseos humanos correspondientes al Antiguo Panteón de Santa Paula.


5. Denuncia 91/40, atendida por la arqueóloga Margarita Carballal Staedtler, en Avenida Reforma, 3, colonia Guerrero, Distrito Federal. Identifica para la época prehispánica canales correspondientes al tezontlalli (límite de las ciudades de Tenochtitlán y Tlateloco), y quien ubica uno de los canales en la calle de Galeana, muy cercano al área a investigar.


6. Denuncia 92/50 en la Sexta [calle] de Galeana y la Segunda de Degollado. El arqueólogo Sergio Sánchez Correa reporta restos óseos correspondientes al antiguo Panteón de Santa Paula, así como restos de pilotes y cerámica de época prehispánica.


7. Denuncia 93/101, correspondiente a la calle Degollado, 48. La arqueóloga Atlántida Elizalde y un equipo de colaboradores, recuperan cerca de 40 entierros que pertenecieron al camposanto del Hospital de San Andrés, además de reportar un canal de riego y evidencia de un taller lítico 33.


8. En 1993 Margarita Huerta realiza un análisis osteológico de los restos humanos recuperados en Degollado 48, determinando que siete son entierros de muerte por epidemia, se encontraban en una fosa común. Identifica 12 individuos masculinos, 12 femeninos, 10 infantes y seis no determinados, predominantemente mujeres y hombres de edad avanzada de los que reconoce algunas malformaciones y fusiones del esternón, así como osteoartritis.


9. Denuncia 94/12, correspondiente al predio ubicado en Degollado, 7, en donde se reportaron algunos entierros recuperados aún en ataúd y pertenecientes, según los investigadores José Luis Villalpando González y Marcos Bonilla González, al Panteón de Santa Paula y al camposanto de San Andrés; también reportan el tiro de un horno de fundición y la cimentación del cine Apolo.


10. Denuncia 94/19, correspondiente a la intervención realizada en Degollado número 18. Detectan 13 entierros humanos, así como una gran cantidad de materiales de los siglos XIX y XX.


11. Denuncia 94/59. Intervención en las calles Degollado y Galeana donde recuperan restos óseos humanos del camposanto de San Andrés.


12. Intervenciones arqueológicas realizadas en torno a la construcción de la Línea 8 del Sistema de Transporte Colectivo Metro:


- En el subtramo San Martín-Garibaldi; en las calles Rivapalacio, Magnolia y Reforma se recuperan una gran cantidad de osamentas y huesos desarticulados que formaron parte del Panteón de Santa Paula.


- En el tramo Soto-Garibaldi, reportan cimentación de ocupaciones correspondientes al siglo XIX, restos humanos del Panteón de Santa Paula y evidencia de restos de fauna pleistocénica.


- En el tramo que va de la calle de Lerdo hasta Reforma, detectan canales prehispánicos, material cerámico y lítico.


13. Sobre la calle de Artesanos y Reforma, reportan restos de muros de mampostería, pisos estucados y cerámica perteneciente al tipo Azteca III.


14. En 2000, Leticia Pérez identifica pilotes prehispánicos en el Museo Franz Mayer, así como ofrendas preconstructivas, restos de unidades habitacionales y materiales de uso doméstico. Reporta canales de uso prehispánico. Identifica para el siglo XVI una estructura de forma circular no determinada asociada a fauna no americana. Para siglo XVII, restos de cimentación y materiales domésticos asociados a los muros coloniales y figurillas con restos de pigmento azul. Para el siglo XIX, restos de carbón, vidrio, botones, cuentas y husos de bordado.


15. En 2000, la arqueóloga Janis Rojas reporta en un predio ubicado en Mina, 32, restos de un basurero dotado de huesos y lebrillos sobre un horno. Para época moderna reporta una moneda que le permite fechar para 1920 una ocupación con materiales de mosaico; finalmente informa que en el predio se encontró hasta 1999 el centro nocturno King Kong.


16. En 2001, el Arqueólogo Pascual Tinoco Quesnel realiza una intervención arqueológica en la calle Galeana, 110. En su informe reporta: Época Prehispánica: el área correspondía a Copolco, que era un barrio del campan que posteriormente fue conocido como Santa María Cuepopan; tenía como límite Tlatelolco y estaba poblado por Otomíes. Según el investigador parece que los restos de Moctezuma fueron enterrados aquí en Copolco, debido a que en ningún otro lugar los aceptaban; sin embargo, otras fuentes mencionan que su sepulcro se encuentra en Chapultepec. Para la época prehispánica, dicho barrio, Copolco, limitaba con el barrio que hoy será motivo de estudio.


Época Colonial: esta área toma el nombre de San Sebastián Copolco. Hacia 1520-1545 y 1576, se registra un alto nivel de mortandad debido a epidemias de viruela y peste y al parecer muchos de los cadáveres pudieron ser enterrados por el área.


Para 1632, luego de la gran inundación de 1629 y a pesar de que los niveles de agua apenas estaban bajando; parece ser que el barrio de Copolco, aunque escasamente poblado, pagaba tributo como uno de los barrios grandes de la capital novohispana.


17. En 2001, el arqueólogo Pedro Sosa reporta en la calle de Abasolo, 14, la presencia de un canal de 58 centímetros de ancho a 2.81 metros de profundidad, así como 11 pilotes de madera, una construcción de 1896 y una moneda de 1945.


18. En 2002 los investigadores Pedro Sosa y Rocío Morales, identifican en la calle de Libertad, 35, un conjunto de lebrillos, así como un basurero del siglo XIX donde identifica loza inglesa fina; y restos de un establo con ocupación de 1900 a 1930.


19. A finales de 2002, la Dirección de Salvamento Arqueológico comisiona a los investigadores María de Jesús Sánchez Vázquez, en colaboración con los investigadores Ximena Montes de Oca Icaza y Alberto Mena Cruz a realizar un estudio de factibilidad en Eje Central, 268. Se pretendía la realización de una obra de construcción para casas habitación. Reportan restos de un asentamiento, así como gran cantidad de material arqueológico. Para la época prehispánica el predio intervenido se encontraba al exterior del límite Suroeste del recinto ceremonial de Tlatelolco, que a su vez parece ser el límite poniente de la isla. Para la época colonial, reportan el hallazgo de cimentaciones; así como la presencia de un canal de 1.86 metros de ancho, mismo que pudo ser un brazo que comunicaba a la ramificación de la acequia de Santa Ana.


20. Durante 2004, Mónica Lugo realiza un estudio arqueológico de factibilidad en la calle de Pedro Moreno, 75, a tan sólo una calle del predio a intervenir. La investigadora reporta un basurero del siglo XIX, vasijas completas de época prehispánica del tipo Azteca III, una coa de madera completa y una punta de proyectil, todo en un contexto lacustre sin asociación a algún otro elemento arquitectónico o mortuorio. También reporta 50 lebrillos completos en un tiradero del siglo XVII-XVIII.


21. En 2004, el arqueólogo Alejandro Meraz Moreno, en la intervención arqueológica que realiza sobre Eje Central, 80, reporta que durante la época prehispánica la zona fue rellenada buscando ganarle terreno al lago, o bien usada como zona de tiradero. Hasta luego de la Colonia es que registra ocupación como tal con la presencia de espacios funerarios y correspondientes al Panteón de Santa Paula. Concluye que es en el siglo XX cuando el Panteón de Santa Paula cierra y se lotifica utilizándose el espacio con fines habitacionales.


El arqueólogo reporta cinco niveles de entierros que se registraron a unas profundidades que van de 1.05 a 2.24 metros.


22. En 2005 y en atención a la denuncia 2004/141 presentada en la Dirección de Salvamento Arqueológico para la calle Degollado, 52, la arqueóloga Mónica Lugo y la antropóloga física Itzel Landa reportan 64 esqueletos humanos de ambos sexos y diferentes edades (desde los 6 meses a los 50 años de edad, aproximadamente); todos ellos correspondientes a lo que fuera “el camposanto de San Andrés” (Panteón de Santa Paula).


23. En 2010 y en atención a la denuncia 2008/152 se realiza Prospección Arqueológica en Pedro Moreno 169 por la arqueóloga Alejandra Jasso Peña; quien refiere entre sus hallazgos: un contexto urbano habitacional del siglo XVII, conformado por una edificación de departamentos tipo madrileño con accesorias comerciales, hacia el siglo XVIII.


24. En 2012, Cristina Cuevas, en colaboración de la pasante de arqueología Esther Cruz Álvarez, realizaron una prospección arqueológica en un predio ubicado sobre el Eje Mosqueta, 58, a dos calles de Reforma, 159. En el predio se encontró parte de la arquitectura del Panteón de Santa Paula. En los rellenos culturales se pudieron registrar restos de elementos correspondientes a lápidas y restos de floreros elaborados con mezcla. Registraron también evidencia de ocupación para época prehispánica.


Fuente: Programa. Salvamento arqueológico. Expediente 2014/07. Paseo de la Reforma Número 159. Colonia Guerrero, Delegación Cuauhtémoc. Distrito Federal.


 



Época prehispánica


El predio queda comprendido dentro del campan de Cuepopan o Tlaquechihuacan, una de las cuatro grandes parcialidades en las que estaba dividida la Ciudad de México Tenochtitlán. El nombre de esta parcialidad significa “lugar donde se hacen las esteras”. Sus límites serían hoy las calles de Mosqueta, Rayón y Órgano, por el Norte; la calle República de Argentina y Seminario por el Oriente; las calles Calzada México Tacuba por el Sur; y por el Poniente la orilla de la isla formada por una línea quebrada que iba más o menos por las actuales calles de Arista, Violeta, Guerrero, Pedro Moreno, Zarco, Moctezuma y Lerdo. Este campan contaba con siete barrios y quedaba separado de Tlatelolco por la acequia de Tezontlalli, localizada sobre lo que es actualmente el Eje 1 Norte, la cual era cruzada por dos puentes que conectaban con la ciudad de Tlatelolco.


Fuente: Programa. Salvamento arqueológico. Expediente 2014/07.

Paseo de la Reforma número 159. Colonia Guerrero, Delegación Cuauhtémoc, Distrito Federal


Época colonial


De acuerdo con algunos planos, como el de Santa Cruz (siglo XVII), el de Juan Gómez de Transmonte (1628) o como el Plano de la Nobilísima Ciudad de México, de 1782, la zona en cuestión se encontraba a las afueras de la Ciudad, en un área casi despoblada en la que se apreciaban pocas construcciones, pues era un lugar fangoso utilizado como basurero.


Durante el siglo XVIII, la Compañía de Jesús fundó un Colegio. Tras ser expulsada la Compañía de tierras novohispanas en 1767, en 1770 fue destinado al Hospital General de San Andrés, el cual contaba con un cementerio ubicado fuera de él (nombrado posteriormente Panteón de Santa Paula).


A raíz de una epidemia de viruela acontecida en 1779, la cual duró 1 año y atacó a 44 mil 286 personas, el arzobispo de la Ciudad, Alonso Núñez de Haro y Peralta, solicitó al virrey que señalara dos camposantos para sepultar los cadáveres fuera del poblado, ante la inadecuada costumbre de inhumar en el interior de los templos y señalando el hecho de que enterrar los cadáveres en el cementerio, y no en las iglesias, no iba en contra de la devoción para con las almas de los fieles difuntos; como respuesta a esta solicitud, fue establecido un cementerio atrás de San Salvador el Seco.


En 1784, el arzobispo cedió al Hospital de San Andrés un solar cercano a la parroquia de Santa María, llamado Santa Paula, para que en él fueran enterrados todos los fallecidos en dicho hospital; 2 años más tarde, el 25 de febrero de 1786, él mismo bendice el cementerio y la capilla, la cual al parecer estuvo dedicada a San Ignacio de Loyola. En su tiempo fue uno de los panteones más renombrados de la Ciudad, pero en 1871 fue clausurado debido a su abandono y deterioro.


A partir de 1787 comenzaron a prohibirse las inhumaciones al interior de las iglesias, parroquias, conventos, atrios y criptas, para prevenir enfermedades y epidemias, así como sanear la atmósfera de la Ciudad. Para 1789, el rey Carlos IV insistía sobre la necesidad de establecer cementerios a las afueras de las ciudades; sin embargo, las autoridades se enfrentaron con la renuencia de la población a ser enterrada en un cementerio general ubicado fuera de sus ciudades, aduciendo, básicamente, el pésimo estado de conservación; que se trataba de terrenos fangosos y sin bardas, que daban paso a la entrada de toda clase de animales; que las tumbas no contaban con la profundidad adecuada, lo que ocasionaba que los restos afloraran a la superficie o que fueran desenterrados por los animales; igualmente se cometían abusos sobre los cuerpos de los difuntos, especialmente a los del sexo femenino; y, finalmente, seguía existiendo la idea supersticiosa de que no eran lugares santos.


El administrador del hospital de San Andrés, Vicente García, obtuvo en 1836 el permiso para edificar un panteón general, eligiéndose para tal efecto el cementerio que se encontraba cercano a la iglesia de Santa María La Redonda, declarándose entonces como Panteón General de Santa Paula.


El nuevo cementerio se encontraba ubicado al Sur del camposanto de San Andrés. En él se levantó un monumento donde fue enterrada la pierna que perdió Antonio López de Santa Anna durante la batalla del 5 de diciembre de 1838 contra el ejército francés en Veracruz; dicho monumento fue destruido en 1844 por una multitud enardecida.


Fuente: Programa. Salvamento arqueológico. Expediente 2014/07.

Paseo de la Reforma número 159. Colonia Guerrero, Delegación Cuauhtémoc, Distrito Federal.


Época moderna


Durante la época del porfiriato, en el tercer cuarto del siglo XIX, se dio el surgimiento de nuevas colonias ubicadas hacia el Poniente de la traza original de la Ciudad; se comenzaron a construir, entre ellas, la colonia Guerrero, conocida entonces como colonia Buena Vista o San Fernando, levantada en terrenos de la huerta y potrero del Colegio de Propaganda de Fide de San Fernando y del Cementerio de San Andrés.


El Panteón de Santa Paula fue lotificado y vendido con miras a realizar las ampliaciones de las calles de Magnolia, Moctezuma, Magueyitos (hoy Galeana) y Rinconada de Santa María (actual Riva Palacio), aunque para ese momento todavía era posible observar la delimitación del panteón. Fue hasta 1900 cuando ya se observó completamente fraccionado. De acuerdo con una nota aparecida en el diario El Imparcial, el 28 de julio de 1901 se prolongó la calle Moctezuma, cuando se mandó limpiar el terreno de Santa Paula. Finalmente, el 19 de enero de 1903, El Imparcial publicó la noticia de la demolición de la barda que todavía quedaba en pie, donde se hallaban nichos, así como la alineación de la acera Norte de dicha calle y su comunicación con la de Galeana.


Para 1960 todavía era posible observar, ya en un deplorable estado, los restos de la sobresaliente capilla del Panteón; misma que posteriormente fue demolida.


En la delegación Cuauhtémoc, colonia Guerrero, hasta la década de 1960, la plazuela y la capilla eran conocidas como El Parque, que entonces era un sitio de reunión.


El 28 de enero de 2012, en Reforma número 159, fue inaugurado el Foro Cultural Mixtlán, que dejó de funcionar en 2014. En el lugar se observan sólo restos de la construcción y el resto del terreno parece estar libre de edificaciones.


Fuente: Programa. Salvamento arqueológico. Expediente 2014/07. Paseo de la Reforma Número 159. Colonia Guerrero, Delegación Cuauhtémoc. Distrito Federal.



Redacción


[CULTURA]



 


TEXTOS RELACIONADOS:



 


 


 


Contralínea 452 / del 31 de Agosto al 06 de Septiembre 2015



 


 



INAH avaló excavación profunda en panteón colonial

MEXICO: 7 billion dollars spent to stop the currency devaluation, unsuccessfully


The government has spent over 7 billion dollars in order to defend the Mexican peso. This kind of action will not achieve to contain the exchange rate towards the dollar, which by September will exceed 17 pesos per dollar. Shortly the “convenience” of the devaluation will be declared.



The economic driving of Mexico has been a failure. This is said in the assumption that someone is internally of the administration responsible of a country in the midst of a crisis. For every adverse newsfeed, external or internal, there is an increase of the uncertainty and an aggravation with the decay of the expectations around the objectives of the current administration that no one remembers anymore.


Enrique Peña Nieto says that his neoliberal reforms are the best shield for the economy, the best way to protect it in an adverse context of the volatility of the international financial markets and the worldwide economic downturn, as they enforce the strengths and the comparative advantages.    


Before this scenario the Commission of Changes (CC), made up by the Secretariat of Finance and Public Credit (SHCP) and the Bank of Mexico (Banxico), i.e. by Luis Videgaray and Agustin Carstens, who decides to reduce the rate of accumulation of international reserves during 3 months (a quarter of the net expected accumulation for the next 12 months will be sold in the markets) and to intervene temporarily and indirectly in the market, throughout of an auction of dollars (200 million with a minimal price, when the dollar rises 1 per cent or more and with the extension of the sale of that currency without a price, between 50 million and 200 million until September). This situation will be from the 31st of July until the 30th of September, even though the period could be extended if the volatility of the international markets and the pressure on the exchange rate remain.


These measures aim to try to warranty the liquidity of the exchange market and to avoid that the imbalance between the supply and the demand of currencies destabilize other financial markets (stock exchange and of securities) and the productive activities, and that it generates inflationary pressures.


The question remains: Which have been the results of the contingent exchange policy? Is this strategy adequate to confront the speculative dynamic that provokes the exchange rate volatility and the depreciation of the Mexican peso with regard to the US dollar? Is the instability only and exclusively due to the external factors or is it also related with internal causes? What will be the consequences of the depreciation of the currency?


The “strategy”


Often enough the politicians try to be funny, without success.


For example, recently Ernesto J. Nemer (former private secretary of Emilio Chuayffet, former operator of Eruviel Ávila (now Governor of the State of Mexico), and related to the Del Mazo family), then promoted to Assistant Secretary of Rosario Robles in the Secretariat of Social Development, said: “The welfare policy has been left behind, it merely serves as an aspirine”. This happens despite that the political establishment uses the aspirine of the IMF-based welfare programs, of the right-wing populism to manipulate politically the poor and miserable ones.

The expected benefits of the exchange policy of the CC are equal to the ones provided by the painkillers such as the aspirine. They attend temporarily the malaise due to the volatility and exchange depreciation. The dollars sold are some kind of anti-depressants for the paranoid investors terrified by any news, let it be minimal or favorable for the economy (for example, the reduction of the unemployment rate), that could affect their earnings and lead to a convulsion of the financial markets. They represent the welfare policy of the careworn speculators. However the placebo effect fades away rapidly, once the dollars have been auctioned. In the best of the cases, they revalue, contain and diminish for a time the pressures and the rhythm of depreciation of the peso, but they do not eliminate it.


The Commission of Changes forgets, or if you prefer, considers them unchangeable, insofar the structural factors that generate the financial volatility, they stimulate it and produce an exaggerated reaction. They are associated to the architecture of the neoliberal economic model: the deregulation of the local financial markets (of currencies, of stock markets, and of securities); the external trade openness and of the capital accounts of the balance of payments (the entry of direct foreign investment and of short-term financial-speculative investment, the investment of Mexicans abroad); the subordinated integration into the world economy; the purchase and issuance of securities that operate simultaneously in any given market worldwide that meets the requirements of the latter ones (in the case of the US stock market, the companies issue securities known as ADR, American Depositary Receipts); the free flow of capitals.


This architecture was designed and imposed on a worldwide scale since last century by the International Monetary Fund (IMF), the World Bank (WB) and the World Trade Organization (WTO), with their stabilization programs of structural adjustments, of the liberalization of the trade in goods and services or the protection of foreign investment (warranties against non-commercial losses such as expropriation, currency inconvertibility, exchange transfers, civil wars and unrest). These counter-reforms that later on were known as the Washington Consensus and that were implemented during the government of Miguel de la Madrid until Enrique Peña.


Without the correction of these structures the nations is doomed to suffer the recurrent speculative cycles and external chocks, internalized by the adopted model, also known as the monetary model of the balance of payments or for an open economy.


The elimination of the internal and external, economic and financial regulations, especially those of the capital accounts (as states the Chilean economist Ricardo Ffrench-Davis, renegade of the Chicago School- he was one of the first Latin-American Chicago Boys offsprings of this school and which further on, not himself, worked manu militari with the criminal Augusto Pinochet- and who was director of Studies of the Central Bank of Chile -1990-1992- and regional Advisor to the United Nations Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC), among other positions) is the main responsible for the entry and exit of short-term capitals, of its stabilizing effects, of the exchange volatility, of the burst of financial speculative bubbles. The external chocks are transmitted throughout exchange, stock markets and securities circuits. However with the integration of the world market, the chocks stop being foreign and become strictly in this sense internal.


Ffrench-Davis and a great number of economists have studied this logic, whose first crisis date back to the 1980’s, with the bankruptcy of the US savings banks and the crash at Wall Street in 1987. The Mexican crisis is another manifestation of this kind of dynamic of the neoliberalism. The systemic collapse initiated in 2007 is its most savage expression ever since.


This is something known to Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray and Agustín Carstens, but they prefer to cling to the orthodoxy and to succumb to it.


The massive entry of capitals, especially the speculative one, that seeks to take advantage of the quick yields leads to the exchange appreciation or set-backs, the cheapening of the dollar, the reduction of the import contributions, of the inflation, the interest rates and the fiscal deficit, that allow the desired price stability by the ultra-orthodox Carstens and Videgaray. This cycle phase, as long as it lasts, could be considered the phantasy of the borrowed richness.


Nevertheless it is not the macroeconomic stability, nor the strength of the economy what is aimed as pretend Videgaray and Carstens.


The cheapening of the dollar has among other costs, the entry of imported goods (the “upgrading of the cabinet”, how the Chilean economists Fernando Fajnzylber) compete disloyally with the local production, they displace it and disincentives the exports and provokes the economic stagnation, and the lack the capacity to generate the necessary formal employment, furthermore it delays the comprehensive progressive fiscal reforms.


What is created is a destabilizing deflation, the economic stagnation, the imbalance of the trade balance and the chronic dependency to external financing, which explains the counter-reforms of Peña, completely useless to stimulate the growth.


This is also known to Enrique Peña, Videgaray and Carstens. But they prefer the economic suicide before freeing themselves to the neoliberal dogma, by the way profitable to the plutocracy. Therefore they imposed this economic model; the “crony capitalism”, according to Joseph Stiglitz. Between 1983and 2014 the Gross Domestic Product (GDP) grew with a real mean rate of 2.4 per cent, less than half of what was registered between 1950 and 1982 (slightly above 6 per cent). The worst part is that during the Peña administration this rate has fallen to 1.8 per cent in 2013-2014, and it will be unlikely that this level is surpassed in 2015-2016 and for time remaining of the current government.


This is even so when the bet of the re-privatization of the oil industry has been ignored by the big oil companies and will compel them to misuse the hydrocarbons.



The collapse of the economic policy


The reversion of the capital influx induces the contrary effects.


The economist Paul Krugman and Lance Taylor have explained the effects of the devaluations.


Without a doubt it brings along a scarcity of capitals, the downturn of the Mexican peso against the dollar, the fall of the stock and money market. It raises the prices of importations. The cheapening of the exports has a limited benefit, and in the best cases reduces temporarily the worsening of the trade balance and the current account, which over time raises again. It makes more expensive the access to foreign resources to finance the balance of payments. It makes more expensive the cost of financing of the foreign indebtedness (payment of interest rates). It inhibits the private consumption. It generates an ambience of uncertainty that paralyzes the private investment and the growth, while the difficult ambience passes by.


The rebuilding of the expectancies will depend on the time that endures the exchange instability and the level that the relation peso-dollar is at.


Inasmuch it creates inflationary pressure that makes the Mexican Central Bank tremble, who hastens to announce the next raise of interest rates, in case that the price raise becomes reality, and there aren’t any reasons to expect that phantom will not become reality. The businessmen have already warned, due to the increase of the production costs, in particular of imported items, and their speculative temptations. They will transfer those raises to the final price and inevitably the population will pay the costs. The demand will be reduced and this will affect the production and the growth. The raise of the yields additionally will have the negative effects over credit, consumption, investment and local indebtedness.


The cuts of public expenditures in 2015 and 2016 will bring the growth and the government of Peña to the collapse


The increase of the yields will be another failure of the current government.      


Originally the SHCP estimated that the 3.7 per cent goal for 2015 and of 4.9 per cent for 2016. In August the Central bank reduced its prediction from 2-3 per cent to 1.7-2.5 per cent for the first year and from 2.5- 3.5 per cent for the second. But the bid was a true failure. Out of the 18 billion dollars expected, barely 2,600 billion were invested.


The economic downturn of 2015 puts into show, additionally that the telecommunication, labor, fiscal and financial reforms haven’t seduced the investors neither.



Over and over, this story starts to become analytically tedious


Meanwhile the price of the dollar decreased nominally (-6.4 per cent from 2009 until 2010, from 13.50 pesos for a dollar, as an annual mean, to 1,42 pesos for a dollar in 2011; and -1,7 per cent from 2012 until 2013, by dropping from 13.17 pesos for a dollar to 12.77 pesos for a dollar), the government hasn’t said a word.


After all these were the happy years of the influx of currencies. Let it be for the increase of the international petrol prices (the mean price of the blend of exportation went from 57.40 dollars per barrel in 2009 to a maximum of 101.96 dollars per barrel in 2012; in 2013 it is of 98.44 dollars per barrel). Or by the circulation of capitals, the public and private external borrowing, the foreign investment and the money market (purchase of state securities), that improved between 2009 and 2013. Those last resources were enough to compensate the growing deficit of the current account, which went from 8.3 billion dollars in 2009 to 26.5 billion dollars in 2014.


The fall of the petrol prices (from 86 dollars for a barrel in 2014 and 49.92 dollars for a barrel in July 2015, even if in the first half of August fell to 39.69 dollars for a barrel), underscored a minor input of resources for the capital account and uncertainty generated by the Federal Reserve. The downturn of investments was notorious in the money market (that went from 46.6 billion dollars in 2012 to 28.7 billion dollars in 2014) and the contraction has sharpened this year.


In the first trimester of 2015, according to data from the Bank of Mexico (Banxico), the foreign investment fell by 47 per cent, in comparison with the same period of the former year (from 16.2 billion dollars to 8.6 billion dollars). The direct investment fell by 34 per cent (from 114 billion dollar to 7.7 billion dollars). In the money market went from an investment 4.5 billion dollars to a disinvestment of 326 million dollars (see box 1).


The latter point reflects the decrease of the interest rates of the state securities (Cetes and others) by a part of the foreign financial investors. In 2009 they demanded this type of papers for an amount of 325 billion pesos, 15.4 per cent of the total amount. In January 2015 they summed up 2.413 billion pesos, 45 per cent of the referred years. Starting from this moment the interest rates declined, and in July, the investment was of 2.134 billion pesos, 36.5 of the total amount. The contraction was of 280 billion pesos (see graphic 1).


Unless that the yields of the government securities are increased, in an similar or major degree to the expected adjustment by the referential interest rate of the Federal Reserve (maybe a quarter of a point percentage), the least input of capitals, the disinvestment of the non-residential official papers and the exit of resources will increase. By now the effects of the increase of the long-term US Treasury Bonds are being felt.




Generate reserves to later auction them


The extension of the auctioned dollars and the sacrifice of the international reserves come late and insufficiently and haven’t accomplished to contain the increasing tendency of the price of the US currency.  


By the end of July 2014 the restriction of currencies started to be felt, the exchange pressures and the depreciation of the parity (above 13 pesos for a dollar), despite that the tendency intensified in September, when the public servants of the Federal Reserve announced the possibility of starting a raise of the interest rate by 0.14 per cent. When this should occur, it will be the first raise since March 2007. At the close of 2014 the relation reached 14.72 pesos for a dollar and on the 17th of August 16.40 pesos for a dollar (see graphic 2).


Everything goes before the parsimony of the CC, that decided to start putting dollars into the market with or without a minimum price starting from past March, a process which was reinforced in August with the extension of the latter.


For the time being this year, until the 14th of August 7,096 million dollars have been put in circulation, 773 million dollars at a minimal price, 7,869 million dollars without a minimal price. Only for August 373 million dollars of the first kind and 1,800 million dollars of the second kind have been auctioned.


The latter added to the fact that there is a lesser rhythm of accumulation the international reserves have declined by 196 billion dollars to 189.7 billion dollars between the 30th of January and the 7th of August. There has been a contraction of 6,292 million dollars (see graphic 3).


In spite of the extension of the sold currencies, the parity has passed of 16 pesos for a dollar to 16.40 pesos for a dollar, between the 31st of July and the 17th of August.


Nobody should be surprised by the ongoing volatility of the parity and that the price of the dollar has risen (above 17 pesos) until the moment in which the Federal Reserve has raised the interest rates, which could occur during the September Meeting.


The Peso will keep falling and the dollar will rise like a balloon


One aspect that has been neglected by the analysts is that the nominal adjustment in the value of the currency has partially corrected the real overvaluation of it, an inherent anomaly of the monetary policy (exchange rates in relation with 111 countries), that demands a cheapening of the dollar to reduce the price levels.


By the end of 2014 the Central Bank estimated a delay by 22 per cent. In May the overvaluation descended to 19.7 per cent. A real balanced parity would require at least 20 pesos for a dollar that would benefit the economy, given that it makes the imports more expensive.


But this is not the aim of Videgaray and Carstens.


In 1973, Luis Echeverría said”The public finance is handled from Los Pinos (the presidential residence)”.


In 1976 however, he decided to give away the management to the IMF, after the devaluation crisis, throughout a letter of intent that he signed with that organism.


The current fiscal adjustment is subsidiary to that loss of independence.


Now the monetary and exchange policy was also given up to the control of the speculators and the Federal Reserve. Videgaray and Carstens are subjected by them.


In a whole, the sovereignty over the economic policy is decided elsewhere.


 


 


Marcos Chávez M*, @marcos_contra


*Economist


(Translated by: Axel Plasa)


 


[TWEET: The Government spends more than 7 billion dollars to contain the fall of the peso. At the brink of a “devaluation”



RELATED TEXTS:



 


 


 


 


 


Contralínea 451 / del 24 al 30 de Agosto 2015



 


 



MEXICO: 7 billion dollars spent to stop the currency devaluation, unsuccessfully

Nuestros lectores


Las incoherencias de los verdes


Muy bien el artículo del periodista Álvaro Cepeda Neri, “Los verdes lanzan su jauría contra el periodista Sergio Aguayo”. Buen recuento de las acciones de esos políticos, y eso que no incluyó en el asunto de los amigos del Niño Verde, que en un hotel de Cancún provocaron la muerte de una joven modelo de Europa del Este, al parecer, por un intento de violación. ¡Ah!, pero eso sí, los verdes andan defendiendo a los animales para que ya no salgan en las funciones de los circos… Al aprobar esa ley no propusieron una alternativa a los pobres animales y ahí están, abandonados y dejados a su suerte.


Eduardo Crespo


 


 


 


Seguir documentando las condiciones de los maestros rurales


Felicito por el reportaje “Enseñar entre las montañas”. Es importantísimo que le hagamos llegar a la sociedad en general este tipo de información, ya que los medios de comunicación oficiales jamás le darán cobertura a estos casos. En lo particular, yo no tengo tanto tiempo para visitar páginas de internet. Soy maestro urbano, pero hace no mucho, también fui maestro rural. Buen artículo.


Saludos.


Antonio González Ortiz


 


 


 


Preocupada por nuevo manual de las Fuerzas Armadas estadunidenses


Interesante el reportaje “Periodista de guerra, actor beligerante: EU”. Con este nuevo Manual de Guerra se confirma que Estados Unidos es el gran terrorista mundial; y que ha emitido por medio de este Manual a todo el mundo, de manera subliminal pero descarada, la orden de matar ciudadanos. De aquí se desprende la elevadísima delincuencia, asesinatos a periodistas como el de Regina Martínez, y muchos otros que se han cometido en Veracruz, así como el de Rubén Espinosa, ordenados por el priísta Javier Duarte, así como los periodistas asesinados por ser incómodos a otros gobernantes.


Y es que no le conviene a Estados Unidos que los reporteros se den cuenta y publiquen que el terrorismo sembrado por ellos mismos asesina incontables personas en todo el mundo, bajo el lema de defender o ayudar a defender.


Este Manual de Guerra es una orden emitida por Estados Unidos al Poder Ejecutivo de todas las naciones para asesinar, desaparecer, secuestrar y violar a cualquier ciudadano en cualquier parte del mundo, y más aún a los periodistas, y posteriormente mentir ante las televisoras del mundo y otros medios de comunicación (como Televisa y Tv Azteca, Milenio, El Universal y casi todos los periódicos y noticieros en México), al decir que los muertos eran delincuentes, narcos, sicarios, etcétera, denigrando la integridad de todo ser humano.


Por eso los corresponsales de guerra serán tratados como actores beligerantes; de esta manera callan lo que todo mundo sabe: Estados Unidos ordena, a nivel mundial, matar a periodistas, a cualquiera que se atreva a descubrir sus mentiras y exponerlas.


Rosángela Gutiérrez


 


 


 


Rechazan que se ratifique a magistrada


El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, ha propuesto a la Asamblea Legislativa (ALDF) la ratificación de Yazmín Esquivel Mossa como magistrada de la Sala Superior del Tribunal Contencioso Administrativo. Por su parte, la misma Asamblea, a través de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, publicó el 21 de agosto de 2015 el aviso para que los ciudadanos hagan llegar sus comentarios sobre dicha postulación.


Al respecto, además de hacer llegar información de manera directa a la ALDF, manifestamos públicamente lo siguiente:


La actuación de la magistrada Esquivel, como magistrada presidente del Tribunal Contencioso, ha estado marcada por un conflicto de intereses, dado que su esposo, José María Riobóo Martín, es socio de una importante constructora que ha participado en la construcción de obra pública, y algunos de sus litigios se han ventilado en el Tribunal Contencioso que ella preside, como fue el caso de la llamada Supervía Poniente.


Permitió que más de medio centenar de demandas presentadas por vecinos en contra de la instalación de parquímetros en Coyoacán fueran concentradas y desechadas por un solo magistrado; situación irregular, pues las demandas debieron ser conocidas por distintos magistrados.


En noviembre de 2013, un grupo de ciudadanos y de organizaciones demandamos al jefe de gobierno y a la ALDF la remoción de la presidenta del Tribunal y que fuera sujeta a investigación por sus acciones de ilegalidad y de presunta comisión de delitos, sin que nuestra petición fuera atendida.


Además, de acuerdo con la reforma constitucional en materia de combate a la corrupción y para impulsar el Sistema Nacional Anticorrupción (27 de mayo de 2015), el Distrito Federal debe realizar las reformas que transformen al Tribunal Contencioso en uno de Justicia Administrativa, de manera que además de conocer las controversias entre los particulares y el Gobierno del Distrito Federal, también imponga sanciones a los servidores públicos de la administración pública local que incurran en faltas administrativas graves, e inclusive a los particulares vinculados a tales faltas.


Para cumplir cabalmente con las atribuciones que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos le otorga, el nuevo Tribunal de Justicia Administrativa tiene que desempeñarse de manera diferente a como lo ha venido haciendo el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, que en los últimos años se ha caracterizado por ser un Tribunal puesto al servicio del gobierno y no atento a la justicia administrativa: un tribunal de consigna, como se ha visto en casos relevantes de demandas ciudadanas. Es el caso de lo ocurrido con la Supervía Poniente y con la instalación de parquímetros a los que legalmente se opusieron sectores importantes de ciudadanos, al igual que en casos notables de construcciones ilegales. Esto, además de la opacidad y de la inaceptable discrecionalidad con los que se han manejado los recursos públicos en el propio Tribunal.


Por tanto las ciudadanas, ciudadanos y organizaciones firmantes demandamos que Yazmín Esquivel Mossa no sea ratificada como magistrada por la ALDF cuando concluya el periodo para el cual fue nombrada. Su ratificación sería un agravio para la ciudadanía y una declaración de que la justicia administrativa en la Ciudad de México continuaría relegada y en buena medida inexistente.


Ciudadanas y ciudadanos: Sergio Aguayo, Mónica Tapia, Luis Zambrano González, Lorena Velazco Díaz, Daniel Gerhenson, Marco Buenrostro, Cristina Barros, Rafael Martínez, Gerardo Moreno Ballesteros, Leticia Moreno Ballesteros, Lourdes Moreno Ballesteros, Margarita Pérez Negrete, María Ana Portal, Cristina Sánchez Mejorada, Gilberto Anguiano, Simón Hernández León, Rocío Culebro, Edgar Cortez, Laura Velazco Díaz, Margarita Pérez Negrete, Alberto Serdán Rosales, José Antonio Guevara Bermúdez, Salvador Medina Ramírez, Mayela Delgadillo Bárcena, Edgar Avilés Gómez, Ximena Ramos Pedrueza, Iván Azuara Monter, Gabriela Rodríguez, Amparo Sevilla Villalobos, Irma Hernández Jiménez. Organizaciones: Alarbo, AC; Al Consumidor, AC; Asociación en Defensa Roma-Condesa; Bicitekas, AC; Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, OP, AC; Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, AC; Defendamos la ciudad. Frente ciudadano; Frente Amplio contra la Supervía Poniente; Greenpeace México, AC; Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, AC; Investigación, Organización y Acción Comunitaria Altepetl, AC; Litiga Ole, AC


 


 


 


Preocupadas por seguridad de periodista


La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), integrada por 180 defensoras de derechos humanos de 22 estados y el Distrito Federal, manifestamos nuestra preocupación por la seguridad de la periodista y defensora de los derechos humanos Jade Ramírez, quien también se desempeñó como consejera en la Junta de Gobierno del Mecanismo Gubernamental de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de noviembre de 2012 a agosto de 2015.


De acuerdo con la información compartida por la periodista Jade Ramírez a la RNDDHM, existe un temor fundado de riesgo, dado el rol desempeñado como consejera ciudadana en la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, sobre todo debido a que, durante los meses de marzo a julio, principalmente, la periodista fue objeto de diversas agresiones, como intento de allanamiento y amenaza de muerte a través de un mensaje dejado en el buzón de la puerta de su casa el 7 de marzo de 2015; así como diversos actos de intimidación relacionados con su papel crítico al interior del Consejo Consultivo del Mecanismo.


En ese sentido, el pasado 10 de agosto de 2015 fue hecho de nuestro conocimiento que Jade Ramírez presentó –con carácter de irrevocable– su renuncia al Mecanismo.


Ante ello, como defensoras de derechos humanos manifestamos nuestra preocupación por Jade Ramírez y alertamos ante cualquier tipo de agresión en su contra.


La situación de riesgo casi permanente en el que se encuentra Jade Ramírez, tanto por su labor periodística como por su labor para visibilizar violaciones a los derechos humanos en diversas partes de nuestro país, así como la falta de garantías de seguridad en México, la ha obligado a solicitar medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


Asimismo, dada la situación de violencia y el contexto que vivimos en México en materia de libertad de expresión, las 180 defensoras de derechos humanos que conformamos las RNDDHM:


• Manifestamos nuestra preocupación por la seguridad de la periodista Jade Ramírez y respaldamos su trayectoria y labor.


• Nos manifestamos y responsabilizamos a las autoridades federales de cualquier tipo de agresión en su contra y nos mantendremos alertas de la seguridad y bienestar de la periodista.


• Visibilizaremos la situación de riesgo de la periodista y defensora de los derechos humanos Jade Ramírez ante instancias y organismos internacionales.


Atentamente:


Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, conformada por 180 defensoras de derechos humanos de 99 diversas organizaciones, ubicadas en 22 estados de la República y el Distrito Federal


 


 


 


Denuncian amenazas de funcionarios y de grupos armados en Chiapas


Este Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa (Comité Digna Ochoa) y la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos-Filial Jitotol (Limeddh-Fillial Jitotol) hacemos público que nos hemos reunido con pobladores de distintas comunidades de Tila, en particular con ejidatarios de Nueva Esperanza y con familiares del señor Tony Reynaldo Gutiérrez López (quien fuera desaparecido forzadamente, torturado y ejecutado, encontrando su cuerpo el 24 de julio de 2015), quienes nos han compartido el estado en que se encuentra el proceso legal que se consigna en el Expediente judicial 199/2015 radicado en el Juzgado Tercero del Ramo Penal del Distrito Judicial de Tuxtla Gutiérrez, con sede junto al Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados 14, conocido como El Amate, en la ciudad de Cintalapa, y dispuesto para la atención de delitos graves, conociendo del caso el juez Mauricio Aniceto Orantes Z, con fecha de inicio del 27 de julio de 2015 por el delito de homicidio.


Magaly del Carmen Cruz Pérez (esposa de Tony Reynaldo) acudió a este Comité Digna Ochoa y a la Limeddh-Filial Jitotol para solicitar nuestra intervención para acudir a instancias de derechos humanos y revisar el expediente penal que se ha abierto por la Procuraduría General de Justicia (PGJ)-Chiapas. Magaly del Carmen compartió que está recibiendo presión de funcionarios del gobierno del estado y de la PGJ-Chiapas para que reciba supuestos apoyos económicos y que se desista de darle seguimiento al proceso con su abogado y de que temen que los crímenes que se cometieron contra su esposo queden en la impunidad total.


Denunciaron la grave situación de violencia y de violaciones de derechos humanos que persisten en el municipio de Tila provocada por funcionarios del Ayuntamiento, policías estatales y municipales y por grupos armados ligados principalmente al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quienes operan bajo su coordinación y servicio. Señala que persiste la ausencia de medidas de protección por parte de las autoridades gubernamentales estatales en todos sus niveles, se ha generado una situación de desprotección hacia miles de pobladores de Tila que sufren violencia, y en el caso de la ejecución y tortura del señor Tony Reynaldo se constituyó la máxima situación de irreparabilidad al afectar el derecho fundamental de la vida y la integridad personal.


Familiares y Magaly del Carmen, así como pobladores del ejido Nueva Esperanza y Tocob, denunciaron que temen por su vida porque no existe ninguna autoridad ni operativos de seguridad en el ejido Nueva Esperanza, y que luego de denunciar públicamente siguen recibiendo amenazas de muerte por parte de integrantes del PVEM que pertenecen al grupo paramilitar Paz y Justicia y que en estos meses han asolado de terror al municipio con armas de alto poder con total impunidad.


Manifestamos que resulta sumamente grave que la PGJ-Chiapas solamente haya fincado el cargo de homicidio simple en contra de los policías municipales cuando existen elementos suficientes en el expediente para configurar los delitos de desaparición forzada, tortura y ejecución extrajudicial, ya que existe presunta participación de policías municipales que actúan con grupos armados ligados al PVEM y al presidente municipal de Tila, y han sido señalados por testigos que los vieron cuando se llevaban al señor Tony Reynaldo y porque ante cientos de pobladores confesaron el crimen y dieron nombres de sus jefes, señalando incluso el armamento que les proporcionó el presidente municipal de Tila, Limber Gregorio Gutiérrez Gómez.


De igual forma resulta grave que en el levantamiento del cuerpo, según testifican sus familiares, no se preservó el protocolo y cadena de custodia del lugar en donde se encontró el cuerpo del señor Tony Reynaldo, es decir, al contrario de lo que se registra en el expediente penal para cubrir su omisión, en el levantamiento del cuerpo no se acordonó el área, el ministerio público no quiso acompañar a los familiares y al abogado, quienes tuvieron que levantar el cuerpo ante disparos de armas de fuego que les realizaban desde lejos, y que solamente dio fe una vez que lograron sacar el cuerpo. No se realizaron peritajes en el sitio donde encontraron el cuerpo, y ya en Yajalón, en la Agencia del Ministerio Público, se negaban a recibir el cuerpo aduciendo que eran instrucciones superiores de la PGJ-Chiapas y que recibiría el cuerpo un agente del ministerio público especial enviado desde Tuxtla Gutiérrez.


Familiares exigen que se les aplique la prueba del polígrafo a los dos policías municipales detenidos, ya que asesorados por abogados particulares presuntamente pagados por el Ayuntamiento de Tila declararon con mentiras y se desdicen de su confesión, además de que el comandante de la policía municipal Jorge Antonio de Celis, los protege supuestamente señalando que en esos días estuvieron encuartelados.


Pobladores del ejido Nueva Esperanza refieren que no cesa el hostigamiento de convoyes de vehículos con vidrios polarizados y hombres encapuchados fuertemente armados por la comunidad y que elementos del ayuntamiento y del PVEM han amenazado de muerte a mujeres, por lo que existe temor de que entren a sus viviendas y las asesinen o de ir a trabajar a sus parcelas ante el temor de ser interceptadas por estos grupos armados y ser desaparecidas o asesinadas.


También señalan que existe información de que el Comisariado Ejidal, ligado al PVEM ha emitido un documento ante la PGJ-Chiapas para testificar que todo está en calma, y que el asesinato de Tony Reynaldo se debió a un ajuste de cuentas y problemas personales entre priístas con el fin de que sean liberados los dos policías del PVEM que confesaron ser responsables de su asesinato y proporcionaron una lista de nombres de sus jefes ante centenas de pobladores del ejido Petalcingo, lista de nombres que lleva presuntamente a miembros del grupo paramilitar Paz y Justicia y a funcionarios del Ayuntamiento Municipal de Tila


Hacemos público que el día 21 de agosto hemos solicitado formalmente la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que se inicie queja, intervenga con base en sus facultades y realice una investigación ante las graves violaciones de derechos humanos que se están suscitando en el municipio de Tila, que involucra la actuación de grupos armados civiles que, según testimonios, cuentan con la protección de funcionarios del Ayuntamiento Municipal de Tila y del gobierno de Chiapas y la omisión de autoridades federales; y que involucran a policías municipales de Tila así como a presuntos responsables de la desaparición forzada, tortura y ejecución extrajudicial del señor Tony Reynaldo. Asimismo para que la CNDH tome acciones y se implanten medidas de protección urgentes para la familia del señor Tony Reynaldo, a las autoridades ejidales que han denunciado y activistas pertenecientes a organizaciones sociales y defensores de derechos humanos que realizamos una labor de defensa en la región Norte-selva de Chiapas.


En Tila se están cometiendo actos y omisiones de gobierno que violentan derechos fundamentales garantizados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos e instrumentos internacionales de derechos humanos del sistema interamericano y de la Organización de las Naciones Unidas. Violaciones que continúan perpetuándose en el municipio ante la probable omisión y negligencia de autoridades que señalamos como autoridades responsables: el gobierno del estado de Chiapas, encabezado por Manuel Velasco Coello; la Delegación de la Procuraduría General de la República en Chiapas; la Séptima Región Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional; la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas (PGJE-Chiapas); autoridades que se presume no han actuado para detener a los responsables de delitos y para desarticular a grupos civiles armados con testimonios que se trasladan en automóviles de la Policía Municipal y del Ayuntamiento Municipal de Tila, quienes operan impunemente y en total libertad en la cabecera municipal, comunidades, carreteras y caminos en el municipio de Tila, generando un clima de terror y violencia. De lo que ocurra en Tila, lo seguiremos señalando, es y será responsabilidad del gobernador Manuel Velasco Coello.


Tememos que grupos armados civiles, quienes –según testimonios de pobladores– cuentan con la protección y apoyo de funcionarios del gobierno de Chiapas y del presidente municipal de Tila, realicen una masacre contra pobladores de comunidades de Nueva Esperanza y Tocob en particular, así como con pobladores del municipio de Tila.


Nos parece sumamente grave que elementos del Ejército Mexicano que se encuentran en el municipio de Tila hayan sido omisos ante la presencia de grupos civiles armados que operan a plena luz del día y no hayan intervenido para detenerlos.


Atentamente:


Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa, Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos-Filial Jitotol


 


 


 


 


 


Contralínea 452 / del 31 de Agosto al 06 de Septiembre 2015



 


 



Nuestros lectores

sábado, 29 de agosto de 2015

Aún con las cuentas alegres, lo peor está por llegar


I. Por segunda ocasión, y a través de sus empleados para no dar la cara, Luis Videgaray anunció la amenaza de que realmente no habrá crecimiento económico, repartiendo culpas al “entorno internacional”; cuando la ausencia de políticas públicas internas hizo el desastre económico en el que estamos más de 100 millones de mexicanos y la mitad empobrecida, dándole a 1 millón una comida al día con el asistencialismo que no conduce sino a más empobrecimiento, para entrar a una inflación galopante tras la reptante de todos los días, por reetiquetar y aumentar los productos encarecidos por tener que importarlos cuando el 90 por ciento podrían y deberían producirse aquí. Hay un desastre económico al grado de que Navarrete Prida –el ineficaz secretario del Trabajo y Previsión Social– sostuvo que 2016 será “muy difícil” económicamente. Peña lo mandó a decir eso y salvar a Videgaray, su candidato presidencial, para que los mexicanos pensemos que es China la que nos está llevando a la actual crisis económica. Pero es que el peñismo se durmió en los laureles de sus fracasados “cambios estructurales”, con todo y que Petróleos Mexicanos se ha puesto en remate.


II. Lo peor del desastre está por llegar tras el Tercer informe de gobierno de Peña, aumentando los despidos de los de planta (que serán más de 20 millones) que se sumarán a los 40 de la informalidad. El gobierno hacendario de Videgaray con su neoliberalismo económico inspirado en el Consenso de Washington, tras las crisis de 1973 a la de 2010, de privar a México de la producción agrícola para asegurar la alimentación nacional, y permitir que el capitalismo financiero-depredador fuera el santo y seña de una economía que ahora hace agua, convirtiendo a la nave estatal en un Titanic que chocará directamente con el iceberg de lo peor del desastre. Lo más grave es que a los mexicanos sólo se nos ha dicho que estamos en recesión; que se desacelera la economía, que baja la tasa de crecimiento, y que tendremos un presupuesto de base cero.

III. Pero aún con la “ayuda” del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que anunció la reducción de carencias… ¡en cinco municipios! –de los más de 3 mil con que cuenta el país–, y las cuentas alegres con fantasías y mentiras de la señora Robles, la verdad es que sus programas no han logrado su objetivo. Al contrario, han aumentado los pobres y si bien dice que: “Abatir la pobreza alimentaria en el país es aún muy grande”, lo cierto es que para defender su nombramiento izó las banderas del triunfalismo, cuando calladita se hubiera visto mejor… Ya que por hambre han muerto mexicanos y el desempleo y el alza de precios completan la macabra operación. Y que el vocero peñista haya sumado su voz y realizado todo un acto populista, demuestra que hay la orden presidencial del “no te preocupes, Rosario”. Pero en el universo de 55 millones de pobres y de ellos más de 15 en situación de hambre, presas de enfermedades por raquitismo, el que 1 millón haya comido no es como para anunciar con cañonazos su victoria pírrica. Coneval puede decir misa para ayudar al peñismo, pero la realidad echa abajo esas mentiras. Lo peor está por llegar.


Álvaro Cepeda Neri*


*Periodista


 


 


Domingo, 30 de Agosto 2015



Aún con las cuentas alegres, lo peor está por llegar

Negocio sobre los sitios arqueológicos


Sobre vestigios arqueológicos se construyen fraccionamientos, vialidades, centros comerciales… El INAH termina por avalar la mayoría de los proyectos. Entierros humanos y estructuras, entre los hallazgos ignorados 


 

En los últimos 15 años, sobre vestigios arqueológicos se han construido fraccionamientos habitacionales, distribuidores viales, gasoductos, presas, centros comerciales, minas y parques eólicos. No obstante su importancia, el INAH termina por avalar la mayoría de los proyectos de infraestructura promovidos por particulares y entidades de gobierno. Entierros humanos, estructuras arqueológicas, petrograbados, sitios sagrados, entre los hallazgos que han sido ignorados o destruidos.


De acuerdo con información obtenida por Contralínea, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha firmado, entre 2000 y 2015, 70 convenios con particulares y dependencias gubernamentales para realizar trabajos de salvamento arqueológico dentro de poligonales destinadas a obras de infraestructura.


Fraccionamientos habitacionales, parques eólicos, minas, represas, distribuidores viales, libramientos, gasoductos, centros comerciales, restaurantes, plantas de tratamiento de aguas residuales y tiendas de autoservicio, entre los proyectos.


Para ello, en los últimos 15 años, particulares y dependencias gubernamentales han entregado al INAH alrededor de 152 millones 342 mil 320 pesos para la realización de los trabajos.


Según la información en poder de este semanario, durante la última administración de María Teresa Franco, se firmó el mayor número de convenios: 24 en 2014; seguido por 2013, cuando bajo la administración de Sergio Raúl Arroyo y el inicio de la segunda administración de Teresa Franco se firmaron 17.


Dirigido por Alfonso de Maria y Campos, en 2010, 2011 y 2012, el Instituto convino 15 salvamentos con particulares y entidades de gobierno.


La Comisión Federal de Electricidad, el Gobierno del Distrito Federal, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gasoductos Mexicanos, Corporación Minera Esperanza Silver de México, Tag Pipelines, Bayer de México, Restaurantes Toks, la Cadena Comercial Oxxo, Tiendas Chedraui, y Walmart de México son algunos de los nombres que figuran en los documentos oficiales.



Presas hidroeléctricas



La Comisión Federal de Electricidad (CFE) es el ente que más convenios ha firmado con el Instituto. En 15 años, se tiene registro de 17 proyectos de salvamento realizados por personal del INAH en predios que, se buscaba, fueran liberados para presas, gasoductos y/o líneas de transmisión de energía eléctrica.


Financiado por la CFE, el proyecto Chicoasén II, en Chiapas, con un costo de más de 19 millones de pesos, ha sido el más caro y también uno de los más largo que haya realizado el INAH. Según los propios documentos del Instituto, los trabajos de salvamento se programaron para llevarse a cabo en 19 meses.


Derivado de las labores arqueológicas en el área que ocupará la presa hidroeléctrica, el INAH ha reportado el hallazgo de tres asentamientos prehispánicos en 6 kilómetros cuadrados en ambos márgenes del Río Grijalva, estructuras arquitectónicas, elementos rituales y poco más de 100 entierros.


En enero de 2015, la CFE, emitió el fallo de la licitación de la Central Hidroeléctrica Chicoasén II. De acuerdo con un comunicado, el resultado fue a favor del consorcio integrado por las empresas Omega Construcciones; Sinohydro Costa Rica, Desarrollos y Construcciones Urbanas y CAABSA Infraestructura.


La propuesta presentada por este consorcio fue por un monto de 386 millones 420 mil 681 dólares, por debajo del monto máximo fijado por la CFE en 405 millones 620 mil dólares.


En 2003, el INAH y la CFE firmaron un convenio para realizar labores de prospección y salvamento en el Proyecto Hidroeléctrico El Cajón, en Nayarit, para el que la Comisión se obligaba a aportar 852 mil 221 pesos.


De acuerdo con el convenio, en 2001, el Instituto llevó a cabo una inspección sobre una parte de las márgenes del Río Grande de Santiago, que serían inundadas en el embalse de la presa del proyecto hidroeléctrico El Cajón.


Sobre la zona de embalse y en el tramo aguas abajo que se encontraba entre la cortina de la entonces futura presa y el límite final de la presa de la central hidroeléctrica Aguamilpa, se registraron un total de 24 sitios (nueve en la zona de reordenamiento territorial y 15 asociados al área de embalse de la futura presa), por lo que se reportaba la necesidad de continuar con los trabajos.


De 2003 a 2006, ya sumaban 72 los sitios arqueológicos localizados en la poligonal. Con los objetos hallados, el Instituto inauguró en octubre de 2006 en el Museo del Templo Mayor la exposición Entre ríos y montañas sagradas. Arqueología en El Cajón, Nayarit.


De la muestra, que reunía un total de 168 piezas arqueológicas, destacan 86 esculturas de barro, 46 vasijas, materiales en concha, así como dos representaciones de las tumbas de tiro. Los materiales arqueológicos provienen de los sitios El Tepetate, El Ciruelo, La Playa, Paseo de San Juan y Lagunitas, ubicados en las cercanías del Río Grande de Santiago, en un área de distribución de 65 kilómetros, localizadas en el sitio arqueológico La Playa.


También en Nayarit, el Instituto comenzó trabajos de salvamento sobre la poligonal del proyecto hidroeléctrico Las Cruces, luego de firmar un convenio con la Comisión Federal de Electricidad en el que la empresa se comprometió a erogar 1 millón 810 mil 850 pesos para los trabajos.


La obra, que enfrenta el rechazo social, pretende ser construida por la CFE en el poblado de San Pedro Ixcatán, municipio de Ruiz. Según la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), esta hidroeléctrica supone la pérdida de 14 sitios sagrados y ceremoniales de los pueblos indígenas Nayeri o Cora. Entre ellos, el principal centro ceremonial denominado La Muxatena, una formación rocosa de singular belleza. Además, considera que la obstrucción del río dañará irreversiblemente Marismas Nacionales, uno de los sistemas de manglar más extensos de Norteamérica.


La AIDA asegura que, con 540 kilómetros de longitud, el Río San Pedro Mezquital es el único libre de hidroeléctricas en la Sierra Madre Occidental de México. Es el séptimo río más caudaloso del país, la principal fuente de agua dulce para el Sur del estado de Durango, y base del sustento de diversos pueblos indígenas, los cuales, añade, no fueron consultados ni han recibido información sobre el proyecto.


 “Como consecuencia de las labores de inspección y evaluación que el Instituto realizó en el área señalada, a petición de la Comisión, se corrobora la existencia de vestigios arqueológicos en el área del proyecto y en previsión a la potencial afectación de los bienes arqueológicos que se puedan encontrar. La Comisión solicitó al Instituto que lleve a cabo los trabajos arqueológicos en la cota correspondiente y, en su caso, proponga las acciones conducentes para su protección”, señala escuetamente el convenio firmado el 19 de agosto de 2013.



Minería


El 28 de mayo de 2010, el Instituto y la Corporación Minera Esperanza Silver de México, SA de CV, celebraron un convenio específico de colaboración para realizar estudios de factibilidad mediante prospección arqueológica para la realización de trabajos de explotación minera en el proyecto La Esperanza, Cerro El Jumil, Temixco, Morelos, trabajos que fueron realizados del 26 de julio al 25 de septiembre de 2010.


La prospección arqueológica se realizó considerando las siete áreas que abarcan la superficie del polígono definido para la explotación minera: tajo grande, tajo chico, área de desmonte Sureste, área de desmonte Este, área de desmonte Norte, patio de lixiviación y sitio arqueológico Cerro El Jumil. Como resultado de la prospección se registró la presencia de los sitios arqueológicos El Jumil, El Jumilito, Ladera del Cerro El Jumil, Cuentepec y Cuexcomate, “importantes para el conocimiento del área de influencia de Xochicalco en el estado de Morelos”, se lee en los antecedentes plasmados en el documento. Por lo que el INAH consideró necesario ampliar la intervención arqueológica para continuar con el levantamiento topográfico de la ladera Este del cerro El Jumil y el salvamento arqueológico de los sitios antes mencionados, los cuales se ubicaban en el tajo chico, área de desmonte Sureste, área de desmonte Norte y patio de lixiviación.


La solicitud de la ampliación de la intervención arqueológica se basa en la cláusula tercera del convenio citado, en la cual las partes acordaron que el programa de trabajo podría ser modificado atendiendo a las circunstancias que se presentaran.


Así, el 19 de abril de 2011, se firmó el convenio para la segunda temporada de los trabajos, mismos para los que la corporación se obligaba a erogar 1 millón 231 mil 172 pesos.


En 2013, luego de enfrentar el descontento social y la atención de la prensa, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó, con fecha 5 de junio, la autorización en materia de impacto ambiental del proyecto de minería a tajo abierto el cerro de El Jumil.


En el oficio 03865 de la SGPA/DGIRA/DG, donde se da a conocer el rechazo de la manifestación de impacto ambiental de la mina, queda asentado que “el INAH concluye que la explotación minera es incompatible con la conservación del patrimonio arqueológico, con fundamento en diversos artículos de su Ley Orgánica, de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y de la Ley Federal de Patrimonio Arqueológico”.



Proyectos habitacionales



Con fecha 29 de marzo de 2007, el INAH y el Fideicomiso Real Diamante, firmaron el convenio de colaboración para llevar a cabo labores de prospección arqueológica sobre un predio ubicado en la zona Punta Diamante, Puerto de Acapulco, en Guerrero, donde habría de edificarse el desarrollo inmobiliario turístico Real Diamante.


La prospección, del 1 al 31 de julio, se ejecutó considerando 11 macropredios, donde se detectaron tres plataformas habitacionales, 91 rocas con pozuelos, un abrigo rocoso, un petrograbado y tres macizos rocosos conocidos como La Tortuga, La Cabeza y La Mujer Pariendo, “importantes” para el conocimiento del área de asentamientos detectados en Puerto Marqués y Punta Diamante, reconocen las partes en el escrito.


Como resultado, se emitió un oficio con fecha del 14 de diciembre de 2007, en el que se dictaminó que debe ser considerada como reserva arqueológica el macropredio 30, así como restricciones temporales hasta su excavación en el predio 28, en el que se localizan dos manantiales vivos de escaso caudal, tres formaciones monolíticas reportadas en la década de 1980 y una terraza habitacional y, marcado con restricción temporal el macropredio 27, donde se localizaron restos de una plataforma prehispánica de uso doméstico que requerirá ser excavada, por lo que se considera necesario continuar la investigación durante 4 meses más.


El 30 de septiembre de 2011, el Instituto y el fideicomiso firmaron nuevamente un convenio, en él se establece que se requerían 120 mil 750 pesos. Monto que la empresa estaría obligada a entregar.


Sobre el proyecto, una nota del periódico El Sur de Acapulco da cuenta de la existencia de una denuncia penal en contra de la empresa. El señor César Sabino Palma Salinas –quien reclama la indemnización de 70 hectáreas y media en Punta Diamante– demandó ante la Procuraduría General de la República (PGR) al gobernador René Juárez Cisneros, y a otros 27 funcionarios y exfuncionarios por los delitos de daño al patrimonio arqueológico, robo, saqueo de vestigios arqueológicos y lo que resulte.


En la denuncia, Palma Salinas explica que las personas señaladas siguen “saqueando, vendiendo y destruyendo la zona arqueológica que estudios del Instituto Nacional de Antropología e Historia especifican que datan de miles de años. Se están construyendo avenidas calles, villas, hoteles y próximamente casinos sobre los vestigios” que se encuentran en la zona conocida como Punta Diamante.


De acuerdo con la nota, fechada en agosto de 2004, Sabino acusa que a pesar de que el INAH notificó a través de un comunicado a los desarrolladores de Punta Diamante, constructora Grupo Mexicano de Desarrollo (GMD) y a la administración del Condominio Real Diamante que tendrán que informar de cualquier tipo de obra que lleven a cabo y que pueden poner en riesgo la preservación de la reserva arqueológica, éstas siguen destruyendo el lugar.


La lista de convenios firmados por el Instituto y particulares, de los cuales Contralínea posee copia, incluye también el proyecto de salvamento arqueológico acordado para el predio ubicado en avenida Paseo de la Reforma 159, en el Distrito Federal, donde pretende construirse una torre de departamentos y en cuya entraña se conservaban vestigios de lo que en los siglos XVIII y XIX fuera el Panteón de Santa Paula (Contralínea 426 http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2015/03/01/panteon-colonial-al-cascajo-con-aval-del-inah/


). También, el salvamento arqueológico que el Instituto y la Universidad Autónoma de Nuevo León realizó en 2012 sobre un polígono de 50 kilómetros cuadrados dentro de los municipios de Atenco y Texcoco en el Estado de México, en el área donde habrá de construirse el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Perímetro en el que se ubicaron 28 sitios arqueológicos y alrededor de 270 puntos con vestigios prehispánicos (Contralínea 427 http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2015/03/08/nuevo-aeropuerto-arrasara-zona-arqueologica/).


Las penas


Ante la pregunta expresa de cuáles son los mecanismos con los que cuenta el INAH, la Coordinación de Arqueología y la Dirección de Salvamento Arqueológico para evitar que el interés económico empresarial esté por encima del interés de salvaguardar el patrimonio nacional, Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador Nacional de Arqueología del INAH responde brevemente a Contralínea: “Está la Ley Federal [sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos] que obliga a los desarrolladores de infraestructura a que en el caso de que exista o se presuma la existencia de vestigios arqueológicos, se tiene que hacer un estudio”.


De acuerdo con el documento Procedimiento de desarrollo de investigaciones arqueológicas –salvamento y rescate– en áreas de obra de infraestructura pública o privada, los particulares y entidades de gobierno están obligados a obtener la autorización INAH-00-008 en áreas de obras de infraestructura pública o privada que son consideradas sitios arqueológicos o paleontológicos, porque presentan o se presume que presentan vestigios del periodo que van del origen de la vida humana hasta el establecimiento del dominio de los españoles, y frecuentemente, aun anteriores y posteriores.


De lo contrario, la Ley referida por Sánchez Nava prevé la suspensión de los trabajos que se ejecuten y en su caso procederá a la ocupación del lugar, a la revocación de la autorización y a la aplicación de sanciones.


En su Capítulo VI, “Las sanciones”, el instrumento deja en claro que al que realice trabajos materiales de explotación arqueológica, por excavación, remoción o por cualquier otro medio, en monumentos arqueológicos inmuebles, o zonas de monumentos arqueológicos, sin la autorización del Instituto, se le impondrá prisión de 3 a 10 años y de 1 mil a 3 mil días de multa, y al que ordene, induzca, dirija, organice o financie las conductas descritas, se le incrementará hasta por una mitad las penas.


Establece también en el artículo 48 que si los delitos previstos en esta Ley los cometen funcionarios encargados de la aplicación de la misma, las sanciones relativas se les aplicarán independientemente de las que les correspondan conforme a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.


Se le impondrá prisión, apunta el artículo 52, de 3 a 10 años y multa hasta por el valor del daño causado, al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico.


Elva Mendoza, @elva_contra


 


[BLOQUE: INVESTIGACIÓN]


[SECCIONES: PORTADA; CULTURA]


 



TEXTOS RELACIONADOS:



 


 


Contralínea 452 / del 31 de Agosto al 06 de Septiembre 2015



 


 



Negocio sobre los sitios arqueológicos