domingo, 9 de agosto de 2015

Continúan acciones de intimidación a Contralínea


En el clima de violencia contra los periodistas que se vive en México –uno de los países más peligrosos para ejercer la profesión–, y a menos de 1 mes de que fueran fotografiadas las instalaciones de esta revista, otra persona fue enviada a las oficinas de Contralínea a captar en video y fotografía imágenes de la fachada, los exteriores del inmueble y de las personas que ahí laboran.



El pasado 3 de agosto, entre las 17:57 y las 18:01, según el registro de las cámaras de seguridad del inmueble, un joven de cabello largo y playera café, con cámara fotográfica y telefoto en mano, tomó imágenes de los alrededores de la sede de este medio de comunicación y de las puertas de acceso. Finalmente, la persona cruza la acera y videograba las instalaciones antes de retirarse apresuradamente.


Cuatro semanas antes, el martes 7 de julio, después de las 17:40 horas, un individuo también había tomado una serie de fotografías de las instalaciones de Contralínea. En el video captado por las cámaras de seguridad se puede observar a un joven que deambula unos instantes afuera de las oficinas de este medio de comunicación. De su morral saca una cámara y toma, al menos, cinco fotografías de la fachada de la casa antes de retirarse atropelladamente.



El hecho se suma a otros que, en di-ferentes ocasiones se han observado durante los últimos días: presencia de individuos en actitud sospechosa y de vigilancia alrededor de la casa que ocupa la publicación y llamadas telefónicas para saber si los trabajadores aún se encuentran en el inmueble.


En junio de 2014, las oficinas de Contralínea fueron allanadas por desconocidos, quienes saquearon las áreas de redacción, subdirección y dirección. Forzaron chapas de puertas y gabinetes y se llevaron archivos periodísticos, libretas, grabadoras, computadoras y televisiones. En días previos y subsiguientes fueron allanados los domicilios particulares de integrantes del área editorial de este medio de comunicación.


Los periodistas y trabajadores de Contralínea cuentan con medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con medidas de protección instrumentadas por el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Secretaría de Gobernación.


Redacción


[MEDIOS]


 


 Contralínea 449 / del 10 al 16 de Agosto 2015



 


 



Continúan acciones de intimidación a Contralínea

No hay comentarios: