sábado, 18 de abril de 2015

Los hijos incómodos

19. abril, 2015       Agenda de la corrupción 


Sin preparación política y con mucho dinero para despilfarrar, los hijos de políticos y líderes sindicales se están convirtiendo en los peores enemigos de sus progenitores, al exhibir en redes sociales sus lujos desmedidos en un país donde más del 70 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza.

La semana pasada tocó el turno a las hijas del presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero: en el sitio en internet YouTube se distribuyó un video –con una clara intención política– en el cual se afirma que Sofía y Cristina Madero han hecho diversos viajes alrededor del mundo entre 2011 y la fecha actual, cuyo costo total –se asegura en el mismo video– superaría los 7 millones de pesos.

Nueva York, Los Ángeles, Texas, Houston, San Francisco, Colorado, San Antonio (Estados Unidos), Australia, India, Nepal, Hong Kong, Pekín, Tailandia, Perú y Canadá son algunos de los lugares que habrían visitado Sofía y Cristina Madero, señala el video adjudicado a la organización Cambiando de Rumbo.

Según se observa en los 2 minutos que dura la grabación, los datos habrían sido extraídos de las cuentas de Twitter, Facebook e Instagram de ambas jóvenes, sus parientes y amigos.

En noviembre de 2012, a Sofía Madero se le atribuyó una carta en la que pedía a sus amigos donar “el dinero de una noche de antro” a una causa como regalar juguetes y despensas a personas de escasos recursos u “organizar una posada en una colonia pobre”.

De acuerdo con el sitio Animal Político, dicha carta fue compartida en las redes sociales por el propio Gustavo Madero, pero luego fue borrada. La nota periodística asegura, además, que, en la misiva, Sofía pedía a sus amigos hacer conciencia de lo que se gastan en una noche de juerga: “calcula que la canasta básica para una persona cuesta entre 27 y 38 pesos al día. Ahora calcula cuánto te gastas por noche en perlas negras, boligomas, vodkas o capitán morgans (y ni hablar de los que piden champañuki)”. Así, la cómoda vida de Sofía y Cristina Madero.

Otros juniors

Gustavo Madero no es el único político que enfrenta una dura crítica por los excesos de sus hijos. Ya con anterioridad otras personas públicas han enfrentado escándalos por la publicación que en redes sociales han hecho sus propios vástagos de sus vidas rodeadas de lujos y despilfarros.

Así, otros panistas también han visto afectada su imagen. Se trata de Mario López Valdés, gobernador de Sinaloa; Luis Armando Reynoso Femat, exgobernador de Aguascalientes –y quien fuera acusado de supuestamente incurrir en peculado por 26 millones de pesos–, y el gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias Villaseñor.

En el primer caso, Mario López Carlón publicó en sus cuentas de redes sociales (Instagram y Facebook) imágenes y anécdotas de 14 viajes al extranjero (Europa, Estados Unidos y el Caribe). Algunos lugares visitados por el hijo de Mario López Valdés fueron Milán, París, Nueva York, Las Vegas, California, La Habana, Venezuela, Colombia y Bahamas.

Según la página sinembargo.mx, las fotografías muestran a López Carlón a bordo de embarcaciones, jugando golf e, incluso, acompañado de “celebridades como el ligamayorista Adrián González, el integrante del famoso grupo LMFAO o el cantante Alejandro Sanz”.

En el caso de Reynoso Femat, su hija Graciela Reynoso López publicó imágenes no sólo de sus viajes a Dubái, donde su familia posee un departamento, y al Mundial de Sudáfrica 2010, sino también de costosas fiestas que organiza en yates, y las bolsas de marca que ha adquirido.

Finalmente en el caso de Marcos Covarrubias Villaseñor, fue su esposa, María Helena Hernández Lezama, la que habría exhibido un viaje a Londres, Inglaterra, en primera clase.

Los hijos de Romero Deschamps y Luis Walton

Otros políticos que no se han salvado de la crítica social tras conocerse los excesos de sus hijos han sido el priísta Carlos Romero Deschamps, dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, y Luis Walton Aburto, integrante del partido Movimiento Ciudadano.

En el primer caso, en 2012 se conoció que a Paulina Romero le gustaba viajar al extranjero acompañada de sus mascotas (los bulldogs de nombres Keiko, Boli y Morgancita), así como su afición por las bolsas Hermes.

Su hermano José Carlos no se quedaba atrás en lo que respecta a esa vida opulenta, cuando presumió el regalo que le dio su padre: un Enzo Ferrari, valuado en unos 2 millones de dólares.

En el segundo caso, la hija del presidente municipal de Acapulco, Guerrero, Claudia Walton Álvarez, publicó sus viajes a diferentes países de Latinoamérica.

El Ferrari de Díaz Aguirre

Quienes también pagaron el precio de su indiscreción en redes sociales fueron los priístas Heliodoro Díaz Aguirre, exsubdirector Jurídico Corporativo de Liconsa, y su padre Heliodoro Díaz Escárraga, exsubdirector general de Control Interno del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores. Ambos renunciaron a sus puestos luego de que el primero se exhibió a bordo de un Porsche Cayman color amarillo, valuado en más de 1 millón 400 mil pesos, el cual describía como el regalo de Navidad que le dio su padre al cierre de 2014. Sin embargo, éste lo negó.
[Sección: Agenda de la corrupción]


 Contralínea 433 / del 19 al 25 de Abril 2015

No hay comentarios: